Estrucplan On Line
On line
  Salud, Seguridad y Medio Ambiente en la Industria
Página de Inicio
 
 
Suscríbase Gratis
Recomiéndenos
Como Favorito
Como Inicio
Foros
¿Dónde estudiar?
Eventos
Sugerencias
Presupuestos
Consultas
 
Contenidos
Impacto Ambiental
Efluentes Gaseosos
Efluentes Líquidos
Residuos
Calidad y Gestión
Geología
Organismos/Trámites
Nación
Prov. de Buenos Aires
Ciudad Autónoma
Municipios
Otras Provincias
Archivos
Registros Oficiales
Otras Provincias
Coleccionables
Hojas de Seguridad
Internacionales
Diccionario Geológico
Toxicología

República Oriental del Uruguay

Decreto 647/1978

Promulgación : 21/11/1978
Publicación : 07/12/1978

Reglamentario/a de: Decreto Ley N° 14.785 de 19/05/1978.

Visto: la necesidad de reglamentar las disposiciones contenidas en la ley 14.785 de 19 de mayo de 1978.
Resultando:
I) Que por la precitada norma se han establecido los principios jurídicos fundamentales, relacionados con el trabajo rural;
II) Que a efectos de hacer pasible la aplicación práctica del texto legal que se viene mencionando fue creado por resolución del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de fecha 16 de junio de 1978, un Grupo de Trabajo con el cometido de reglamentar el llamado "Estatuto del Trabajador Rural";
III) Que el antedicho Grupo de Trabajo con fecha 20 de octubre de 1978, elevó al señor Ministro de Trabajo y Seguridad Social, el proyecto de reglamentación de la ley 14.785 de 19 de mayo de 1978, elaborado previa consulta con la organización de productores directamente interesados en la materia y consideración de anteproyecto elevado por los Asesores Jurídicos Municipales de los departamentos que integran el Plan Norione.
Considerando: que en consecuencia procede aprobar la reglamentación del Estatuto del Trabajador Rural.  Atento: a lo dispuesto por los artículos 53 y siguientes de la Constitución de la República, por la citada ley 14.785 de 19 de mayo de 1978 y por el Convenio Internacional de Trabajo Nº 129, ratificado por la Ley Nacional 14.118 de fecha 30 de abril de 1973,

El Presidente de la República DECRETA:

CAPITULO I - DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1 A los efectos de la presente reglamentación se entiende por patrono rural toda persona física o jurídica que utilice por su cuenta los servicios de trabajadores subordinados, cualquiera sea el título en virtud del cual los ocupa, y por trabajador rural a todo el que bajo la subordinación de otra persona, empleadora, ejecuta habitualmente trabajos rurales fuera de las zonas urbanas y mediante el pago de un salario y demás prestaciones. No estarán comprendidos en la ley que se reglamenta los tractoristas, alambradores, albañiles, troperos, domadores, esquiladores, poceros, y quienes desempeñen actividades similares, los que se considerarán patronos y desempeñarán las tareas en régimen de contrato, el que en todos los casos deberá redactarse por escrito. En caso de que cumplan dichas tareas en forma permanente y subordinada, estarán amparados en la presente reglamentación y comprendidos en la categoría de peones especializados.

CAPITULO II – SALARIO

Artículo 2 Todo trabajador rural tiene derecho a percibir una retribución mínima por su trabajo que le asegure la satisfacción normal de sus necesidades físicas, intelectuales y morales.

Artículo 3 El salario mínimo para los trabajadores rurales será establecido por actividades y categorías, por el Poder Ejecutivo. Los salarios mínimos se pagarán en dinero, no admitiéndose deducción alguna por suministro de alimentación y vivienda, ni por la utilización de tierras en beneficio del propio trabajador.

Artículo 4 Para el establecimiento de las distintas categorías de trabajadores se tomarán en cuenta las tareas que efectivamente desempeñen, de acuerdo a la división que en la especies expresa en el artículo 5º.

Artículo 5 Las categorías de los trabajadores serán las siguientes:

a) Administradores;

b) Capataces o Encargados;

c) Escribientes;

d) Peones Especializados;

e) Peones comunes y caseros;

f) Cocineros;

g) Servicio doméstico;

h) Menores de 18 años.

Artículo 6 Las remuneraciones convenidas por mes o por quincena se pagarán dentro de los cinco días hábiles siguientes al vencimiento del mes o quincena. Si el trabajador hubiese sido contratado por semana o en forma transitoria tendrá derecho a exigir el pago el mismo día que termine el trabajo contratado o su prestación de servicio siempre que el referido trabajo no exceda de treinta días continuos. En caso de exceder este plazo los pagos se efectuarán dentro de los cinco días hábiles siguientes al vencimiento del mes o de la quincena.

CAPITULO III - OTRAS PRESTACIONES

Artículo 7 Además de la paga  por concepto de retribución salarial, el patrono suministrará al personal que trabaje en su establecimiento, como también a su familia (esposa, hijos y padres) cuando vivan con él, condiciones higiénicas de habitación y alimentación suficientes así como los elementos necesarios para la iluminación y aseo de los locales ocupados y la preparación de sus comidas. El personal tiene la obligación de mantener y conservar los medios puestos a su disposición para atender tales necesidades.

Artículo 8 Si el patrono optare por la solución de que el trabajador rural sin familia se alimente por su cuenta deberá entregarle además del sueldo, las sumas adicionales que determine el Poder Ejecutivo, que lo hará en la oportunidad de fijar el salario mínimo.

Artículo 9 La radicación de la familia del trabajador rural en el establecimiento será convenida previamente con el patrono, así como las personas que la integran de todo lo cual se dejará constancia en el Documento Unico Laboral bajo la firma de ambos. La familia ilegítima tendrá igual tratamiento que la legítima. El derecho de alimentación y vivienda cesa para los descendientes varones, al cumplir éstos los 18 años y para las mujeres al cumplir los 21.

Artículo 10 La actividad que desarrollará el trabajador en el establecimiento, la remuneración que percibirá y la forma de hacerse efectiva, deberá establecerse en el momento de acordarse la prestación del servicio dejándose constancia en el Documento Unico Laboral, bajo la firma de ambas partes.

Artículo 11 Se entiende a los efectos de esta reglamentación, como alimentación suficiente, el suministro de por lo menos tres comidas al día, que contengan variedad de estos alimentos, esto es: leche, carne, fideos, arroz, huevos, pan o galleta. Se proporcionará además hortalizas, legumbres y frutas, si se producen en el establecimiento. En sustitución del pan o galleta pueden suministrarse boniatos. Las comidas serán servidas a la hora de costumbres y prácticas rurales, en proporciones abundantes con la variedad enunciada y conforme a las posibilidades del medio.

Artículo 12 Todo empresario rural que emplee trabajadores, tendrá la obligación de destinar a huerta, un lugar adecuado a tal fin en las proximidades de las instalaciones donde se preparan los alimentos. Deberá asimismo, plantar árboles frutales y destinar un lugar adecuado para la cría y mantenimiento de aves. El empresario rural dispondrá de doce meses a partir de la fecha del presente decreto para cumplir con estas obligaciones. Las obligaciones precedentes podrán suplirse con el mantenimiento de una despensa permanente donde existan las variedades establecidas, en virtud de la proximidad de centros poblados, de distribución o producción de tales alimentos.

Artículo 13 En el alojamiento o próximo al mismo deberá establecerse lo necesario para la higiene de los trabajadores. Deben contar como número mínimo con una letrina techada por cada 6 personas, provista de un adecuado sistema de evacuación. Para lavado y baños en caso de no existir agua corriente y artefactos sanitarios fijos, se deben proporcionar los elementos necesarios al efecto, palanganas y tanques para duchas. Su entrada principal no podrá estar orientada hacia el sur, salvo que tenga una barrera artificial o natural que la proteja de los vientos.

Artículo 14 En las viviendas, deberán haber separaciones por vínculos familiares, edad, sexo de los ocupantes, no pudiendo ser en ningún caso el cubaje de las habitaciones inferior a diecisiete m3. por persona ni la ventana menos de un metro de lado cuya área no podrá ser inferior al décimo del área que ventila o ilumina.

Artículo 15 En su alojamiento el trabajador dispondrá de un lecho (cama, colchón, almohada y frazada) y el espacio suficiente para instalar un baúl o muebles de uso personal prohibiéndose el depósito -aunque sea temporario- de cueros crudos, crines, lanas, carnes o cualquier otro producto así como útiles de trabajo, salvo cuando éstos sean propiedad del trabajador y ello sea compatible con el aseo del lugar.

Artículo 16 El alojamiento del trabajador no podrá encontrarse próximo a lugares infectos, admitiéndose que éste cumpla en viviendas rodantes o portátiles cuando se trate de trabajos zafrales.

Artículo 17 En las proximidades del alojamiento del trabajador, deberá haber un local adecuado para comedor con los utensilios necesarios.

Artículo 18 Los patronos de los establecimientos que no contaren con los alojamientos dotados de las condiciones exigidas, dispondrán del plazo de 18 meses a contar de la fecha del presente decreto, para efectuar las construcciones y mejoras necesarias.

Artículo 19 En todo establecimiento rural, deberá existir agua potable en cantidad suficiente en las inmediaciones de las habitaciones de los trabajadores, debiendo observarse las normas de higiene convenientes en la producción, conservación y distribución del agua, a cuyos efectos el patrono suministrará los elementos adecuados.

Artículo 20 El patrono deberá suministrar el combustible necesario para la iluminación de los locales ocupados por sus trabajadores, así como para la preparación de sus comidas.

CAPITULO IV - ASISTENCIA MEDICA Y OTRAS OBLIGACIONES

Artículo 21 El patrono está obligado a proporcionar al personal de su establecimiento y a sus familiares, los medios necesarios para que puedan obtener la asistencia médica necesaria, debiéndose cooperar asimismo con los Poderes Públicos en el cumplimiento de los deberes impuestos por las autoridades sanitarias, en el fomento de la instrucción con carácter general y particular con relación a la capacitación del trabajador rural y a la de los menores de edad escolar, facilitando su concurrencia a las escuelas o cursos especiales.

Artículo 22 (*)(*)Notas: Derogado/s por: Decreto N° 321/009 de 09/07/2009 artículo 97.

TEXTO ORIGINAL: Decreto N° 647/978 de 21/11/1978 artículo 22.

CAPITULO V - AGUINALDO

Artículo 23 Todo trabajador rural tiene derecho a percibir el sueldo anual complementario antes del 24 de diciembre de cada año. Las prestaciones por alimentos y vivienda que se abonen al trabajador rural, integrarán el cálculo del sueldo anual complementario, sea que se paguen en dinero o en especie; en este último caso, y a los efectos de su estimación y pago, las prestaciones se harán de acuerdo con el ficto legal correspondiente. Su percepción se regirá por las normas de carácter general aplicable.

CAPITULO VI - DESCANSO SEMANAL

Artículo 24 Los trabajadores rurales dispondrán de su entera libertad los días domingo de cada semana. El descanso podrá gozarse dentro del establecimiento.

Artículo 25 Como excepción cuando las exigencias de la faena como ser enfermedad del ganado, plagas en la cosecha, conducción de tropas, urgencia en la realización de determinadas labores y otras que requieran la no interrupción del trabajo, podrá utilizarse en el día domingo los trabajadores indispensables a dichos efectos. Asimismo, en cada establecimiento podra utilizarse en el día domingo, trabajadores en las necesidades corrientes del servicio. En los casos que se refiere este artículo, los trabajadores, podrán compensar su descanso en otro día de la semana. Cuando sean varios los trabajadores se establecerán turnos, salvo que por razones de especial competencia se impusiera la utilización de sus servicios.

CAPITULO VII - LICENCIA ANUAL

Artículo 26 Los trabajadores rurales tienen derecho a una licencia anual remunerada de veinte días como mínimo, excluidos domingos y feriados. También tiene derecho a percibir el complemento por antigüedad de un día más de licencia por cada cuatro años de trabajo, después de estar cinco años en el establecimiento, el que se adicionará a los días por licencia anual. También deberán percibir el 45% del sueldo de licencia por concepto de suma para su mejor goce al momento de iniciar la misma. En caso de fraccionamiento de la licencia estas sumas deberán dividirse proporcionalmente a la licencia a gozar. Lo dispuesto en el inciso 2º, artículo 23 se aplicará al cálculo de pago durante el período de la licencia anual, computándose las prestaciones por alimentación y vivienda correspondientes a los días de duración de dicha licencia.

Artículo 27 La licencia anual podrá ser fraccionada en períodos no menores de cinco días, excluidos los domingos, exigiéndose para tales casos el acuerdo de partes debidamente firmado.

Artículo 28 Las licencias deben ser comunicadas a más tardar el día en que se inicie su goce a la Comisaría Seccional más próxima o a la Agencia Local de Trabajo respectiva. Las Comisarías Seccionales recepcionarán el comunicado de licencia y cursarán las comunicaciones recibidas a la Oficina Departamental de Trabajo a través de la Jefatura de Policía respectiva.

CAPITULO VIII - FERIADOS PAGOS

Artículo 29 Los trabajadores rurales en los feriados correspondientes al 1º de enero, 1º de mayo, 18 de julio, 25 de agosto y 25 de diciembre percibirán su jornal como si trabajaran y, en caso de trabajar percibirán doble jornal.

CAPITULO IX - SEGURIDAD EN EL TRABAJO

Artículo 30 (*)(*)Notas: Derogado/s por: Decreto N° 321/009 de 09/07/2009 artículo 97.

TEXTO ORIGINAL: Decreto N° 647/978 de 21/11/1978 artículo 30. (*)(*)Notas: Derogado/s por: Decreto N° 321/009 de 09/07/2009 artículo 97.

TEXTO ORIGINAL: Decreto N° 647/978 de 21/11/1978 artículo 31.

Artículo 32 Las mujeres y los niños no podrán ser empleados en la limpieza o reparación de motores en marcha, máquinas u otros agentes de trasmisión peligrosa.

Artículo 33 (*)(*)Notas: Derogado/s por: Decreto N° 321/009 de 09/07/2009 artículo 97.

TEXTO ORIGINAL: Decreto N° 647/978 de 21/11/1978 artículo 33.

Artículo 34 (*)(*)Notas: Derogado/s por: Decreto N° 321/009 de 09/07/2009 artículo 97.

TEXTO ORIGINAL: Decreto N° 647/978 de 21/11/1978 artículo 34.

Artículo 35 Son aplicables en lo pertinente al trabajo rural las normas sobre medidas de prevención para evitar accidentes de trabajo contenidas en las leyes 5.032 del 21 de julio de 1914, 10.004 de 28 de febrero de 1941, 12.949 de 23 de noviembre de 1961, y 13.705 de 22 de noviembre de 1968.

CAPITULO X - TRABAJO DE MENORES

Artículo 36 En los trabajos rurales de ganadería y agricultura, los menores de 14 años no podrán ser ocupados durante el período escolar.

Artículo 37 Se prohíbe a los menores de 18 años todo trabajo que perjudique su salud, su vida y su moralidad, que sea excesivamente fatigante, insalubre o peligroso para la preservación física o moral del niño.

Artículo 38 Ningún menor de edad inferior a los 18 años podrá ser admitido al trabajo sin que esté muñido de un certificado que acredite su capacidad física, extendido gratuitamente por un médico dependiente del Ministerio de Salud Pública.

Artículo 39 Los menores de 18 años no podrán ser empleados en trabajos nocturnos, excepto los empleados del servicio doméstico. Se considerará noche el período comprendido entre las 21 y 6 horas.

CAPITULO XI - OBLIGACIONES DEL TRABAJADOR

Artículo 40 Son obligaciones del trabajador:

a) Desempeñar las tareas para las cuales han sido contratados sus servicios, empleando en las mismas la mayor dedicación y responsabilidad;

b) Mantener él y su familiares en condiciones adecuadas de higiene, las viviendas, baños, comedores, cocinas y fogones que utilizan. Esta obligación es de carácter personal no computable como trabajo remunerado. Utilizará a tal fin los útiles y elementos necesarios que deberá proporcionarle el patrono para la higiene de las dependencias colectivas;

c) Colaborar en el cultivo y cuidado de la huerta, árboles frutales y aves que se críen en el establecimiento, no computable como trabajo remunerado y siempre que sean destinados al consumo del establecimiento;

d) Firmar las constancias y anotaciones que el patrono establezca en el Documento Unico Laboral haciendo las aclaraciones que crea convenientes;

e) Observar buena conducta debiendo adecuar su comportamiento a las exigencias morales, buenas costumbres y respecto mutuo;

f) Cuidar como buen padre de familia los elementos de trabajo, ropa y útiles que se le proporciona debiendo devolverlos al cesar la relación laboral sin otro deterioro que el debido al uso normal de los mismos.

CAPITULO XII – DESPIDO

Artículo 41 El trabajador rural despedido, salvo notoria mala conducta, tendrá derecho a recibir una indemnización. Si es trabajador mensual la indemnización consistirá en el sueldo de un mes por cada año o facción de año trabajado, con límite máximo de 6 mensualidades. Si se trata de un jornalero percibirá como indemnización 2 jornales por cada 25 trabajados, después de haber cumplido 100 jornales de trabajo con un límite máximo de 150 jornales.

Artículo 42 Salvo convención escrita en contrario, las mejoras o sembrados existentes en el predio así como los animales o implementos de trabajo que le hubieren facilitado deberán ser dejados o entregados por el trabajador rural despedido; el patrón no podrá efectuar deducción en el salario por concepto de pastoreo o cuidado de los animales de propiedad del trabajador rural.

Artículo 43 El patrono está obligado respecto al trabajador despedido a:

a) Permitir la permanencia en el establecimiento por el término que se considere necesario en caso de enfermedad grave del trabajador o de algún miembro de su familia, que viviera con él, cuando ello sea imprescindible, por representar el traslado un riesgo para su salud. En caso de deuda se estará al dictamen de un facultativo;

b) Facilitarle en caso que necesite por carecer de recursos para ello, su traslado y el de su familia, así como el de sus muebles y demás efectos hasta el lugar en que haya medios regulares de transporte.

Artículo 44 Cuando el trabajador rural despedido no tuviera familia a su cargo en el establecimiento y no se retirara cuando así lo indicara el empleador, éste podrá requerir el concurso de la fuerza pública.

Artículo 45 Si el trabajador rural viviera con su familia en el establecimiento, para ser despedido, deberá ser notificado por su empleador del cese de la relación laboral, con una antelación de 30 días a la fecha del despido. Esta notificación deberá siempre documentarse en presencia de la fuerza pública la que vencido el plazo procederá a hacer efectivo el despido. 

CAPITULO XIII – CONTRALOR

Artículo 46 Todo empresario rural deberá llevar por su establecimiento el Documento Unico Laboral. En él anotará las especificaciones pertinentes, al solo efecto del debido contralor del cumplimiento de la legislación laboral.

Artículo 47 Toda comunicación entre el patrono, el empleado y la Oficina de la Inspección General del Trabajo y Seguridad Social, podrá efectuarse en forma directa o por intermedio de la autoridad policial más próxima.

Artículo 48 Toda documentación de la relación laboral podrá ser exigida por los inspectores de la Inspección General del Trabajo y Seguridad Social, a quienes se les deberá facilitar la labor por parte de los encargados o los responsables, si no hubiera encargado del establecimiento. Cuando se realicen inspecciones en el establecimiento, el inspector deberá dirigirse en todos los casos a la persona encargada del mismo a los efectos de cumplir sus tareas inspectivas. En caso de ausencia del encargado, la inspección se realizará con la persona de mayor responsabilidad dentro del establecimiento.

CAPITULO XIV – SANCIONES

Artículo 49 Las infracciones serán sancionadas por la Inspección General del Trabajo y de la Seguridad Social, con multas, que graduará según la gravedad de la infracción, en una cantidad fijada en el importe de hasta 50 jornales o días de sueldo de cada trabajador comprendido en la misma o que pueda ser afectado por ella. En caso de reincidencia serán duplicadas.

CAPITULO XV – DIFUSION

Artículo 50 Las autoridades públicas en particular los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social, de Educación y Cultura y el de Agricultura y Pesca y las Asociaciones de Productores Rurales, deberán concertar y dirigir la realización de un amplio plan de propaganda sobre todas las disposiciones legales y reglamentarias de interés social para el sector rural.

CAPITULO XVI - DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Artículo 51 Mientras el Poder Ejecutivo no reglamente el Documento Unico Laboral, los empresarios rurales deberán llevar la planilla de declaración personal del Banco de Previsión Social, debiendo existir una copia de dicha planilla en el establecimiento.

Artículo 52 Deróganse los decretos de 7 de marzo de 1942, 7 de marzo de 1945, 11 de febrero de 1949 y 11 de julio de 1949, así como aquellas normas que se opongan al presente decreto.

Artículo 53 Comuníquese, publíquese, etc.

MENDEZ - JOSE E. ETCHEVERRY STIRLING - HUGO LINARES BRUM - DANIEL DARRACQ - ANTONIO CAÑELLAS - LUIS H. MEYER

 
 
Suscríbase al boletín
Último Boletín
Envíenos su artículo
Consultas
Avisos Clasificados
Foros
Test Ambiental
Publicite