• Página de inicio
• Agregar como favorito
• Recomiéndenos
• Agreganos a tu GoogleBar
Servicios de la Consultora

- CONTÁCTENOS -

Buenos Aires
Tel: 011-4627-4383
info@estrucplan.com.ar

PATAGONIA
Tel: (02284) 420-740
patagonia@estrucplan.com.ar


CUYO - CENTRO
Tel: (0260) 15-404-5678
cuyo@estrucplan.com.ar


LITORAL
Tel: (011) 15-5809-1834
litoral@estrucplan.com.ar





Editorial

Minería sustentable.

Fabián Valentinuzzi



Matrices de requisitos Legales on line


Monitoreos de Ambientales y de Seguridad


Encuesta
Cree que la Ley de Riesgos de Trabajo...
Cumple con sus objetivos y debe ser mantenida
No cumple con sus objetivos y debe ser remplazada
Cumple parcialmente con sus objetivos y debe ser modificada

 


Fecha de Publicación: 19/3/2002
Primeros Auxilios

Tratamiento de Quemaduras


Tengamos en cuenta que no hay relatos más desesperantes que los de aquellas personas que por distintas circunstancias, han sufrido quemaduras graves en el cuerpo, resaltando la angustia y dolor indescriptibles con sensación de muerte inminente al verse atrapado por las llamas.

Por ello, la importancia de entender lo que le está ocurriendo al accidentado, para poder tranquilizarlo y adoptar las medidas terapéuticas con la mayor premura posible.

Las quemaduras son un tipo especifico de lesión de los tejidos blandos y sus estructuras adyacentes, producidas por agentes físicos, sustancias químicas, por corriente eléctrica y por radiación. La gravedad de la quemadura depende de la temperatura del medio que la causo y el tiempo que permaneció la víctima expuesta. Otro factor de gravedad es la ubicación de la lesión en el cuerpo, la extensión, la profundidad, la edad y en el estado de salud de la persona.

Anatomía normal de la piel: La piel es una estructura bilaminar, conformada por la epidermis y la dermis. Podemos observar su estructura anatómica en la  figura siguiente, y entender las funciones que cumple en el cuadro siguiente.

 Esquema de piel normal


AGENTES CAUSANTES


1. Agentes Físicos:

* CALOR (fuego, planchas, estufas, agua hirviendo, aceites, vapores, etc.)
* FRIO (temperaturas bajo cero)

2. Sustancias Químicas:

* Oxidantes (hipoclorito de sodio)
* Ácidos (clorhídrico, sulfúrico, acético)
* Cáusticos (soda, cal viva, potasa)
* Corrosivos (fósforo, metal sódico)
* Adherentes (alquitrán)

3. Corriente Eléctrica

4.. Radiación

* Radiación ultravioleta
* Radiación infrarroja

VALORACIÓN Y CLASIFICACIÓN

Se realiza en base a dos parámetros: Extensión de la superficie corporal quemada y Grado de profundidad de la quemadura.

1. EXTENSION:

Es el primer factor a considerar en la valoración de la severidad de una quemadura. Para calcularla, se utiliza como método más sencillo la regla de los nueve de Wallace, según la cual se divide la superficie corporal del adulto en 11 áreas, cada una de las cuales supone el 9%, o un porcentaje múltiplo de nueve, con relación a la superficie corporal total. De esta forma se estima de la siguiente manera: (En el niño la proporción es distinta)

Regla de los Nueve

AREA

PORCENTAJE
NIÑO

PORCENTAJE
ADULTO

Cabeza y cuello

18%

9%

Cada extremidad superior

9%

9%

Cara anterior de tórax y abdomen

18%

18%

Espalda y nalgas

18%

18%

Cada extremidad inferior

13%

18%

Genitales

l%

l%

Puede ayudar, en determinados momentos, saber que la palma de la mano supone un 1% de la superficie corporal total.

2. PROFUNDIDAD:

 

Directamente relacionada con la temperatura del agente y el tiempo de duración del contacto. Podemos clasificar las quemaduras según su profundidad, en tres tipos:

Primer grado o Tipo A: muy superficiales, destruye solamente la epidermis y se expresa, típicamente, por un eritema (enrojecimiento) que palidece a la presión, es dolorosa, causando ardor e inflamación (edema) moderada y piel seca, no asociándose con evidencia de desgarro de la piel ni formación de ampollas.

Segundo grado o Tipo AB: destruye la epidermis y un espesor mayor o menor de la dermis; se subdividen en dos grados, superficial o profundo. Su aspecto es rosado o rojo, con presencia de vesiculación de contenido plasmático (ampollas ó flictenas) y tienden a una epitelización espontánea. Son dolorosas.

Tercer grado o Tipo B: destruyen todo el espesor de la piel y, salvo que sean muy pequeñas, no tienen posibilidad de epitelización espontánea. Su aspecto es pálido y se aprecian pequeños vasos coagulados, la piel está carbonizada con ausencia de ampollas y  piel acartonada y seca. Son indoloras y no palidecen por la presión. En general se da en las quemaduras eléctricas. SIEMPRE REQUIEREN ATENCIÓN MEDICA URGENTE


 PRIMEROS AUXILIOS

1. Tranquilice a la víctima.

2. Valore el tipo de quemadura y el grado.

3. Retire con cuidado anillos, pulseras, reloj o prendas apretadas y cinturones que
queden sobre el área afectada, ANTES DE QUE SE EMPIECE A INFLAMAR.

4. Enfríe el área quemada durante varios minutos, aplicando compresas de agua fría
limpia sobre la lesión. NO USE HIELO SOBRE LA ZONA QUEMADA.

5. NO APLIQUE POMADAS O UNGUENTOS.

6. Traslade a la víctima a un centro asistencial

 

MEDIDAS TERAPEUTICAS

 Primer grado

Refrescar inmediatamente la quemadura con agua a una temperatura de entre 10 y 20 grados centígrados.

Beber abundantes líquidos si esta es muy extensa, caso de las producidas por el sol durante el verano.

Observación

Segundo grado

Existe peligro de infección si la ampolla revienta al convertirse en una puerta de entrada para los microorganismos.

Siempre se ha de lavar la zona afectada con abundante agua durante al menos 5 minutos,

Posteriormente, según el estado de las ampollas se actuará de una u otra manera:

Ampolla intacta: poner antiséptico sobre ella y cubrir con paño limpio o compresa estéril.

Ampolla rota: tratar como una herida. Lavarse las manos, aplicar antiséptico, recortar con una tijera limpia (a ser posible estéril) la piel muerta e impregnar nuevamente con antiséptico.

Colocar una cinta adhesiva o tirita para evitar el dolor y la infección.

Valoración médica y observación.

Tercer grado

Apagar las llamas al accidentado, con lo que se tenga a mano: mantas, tierra, o tirándolo al suelo y revolcarse

Lavar la zona afectada con abundante agua durante al menos 5 minutos

NO retirar los restos de ropa

NO se deben reventar las ampollas que aparezcan

NO dar pomadas de ningún tipo

Envolver la parte afectada con un paño limpio, toallas o sábanas, humedecidos en suero, agua oxigenada o agua

Trasladar al paciente con urgencia hasta un centro hospitalario.



Otras entregas de este suplemento:
 
  Primeros Auxilios
::
¿Qué cambió en las recomendaciones sobre paro cardio-respiratorio?
::
Cuerpos Extraños
::
El Botiquín
::
Electrocución
::
Evaluación primaria y soporte vital básico (Parte 01)
::
Evaluación primaria y soporte vital básico (Parte 02)
::
Evaluación primaria y soporte vital básico (Parte 03)
::
Fracturas y Luxaciones
::
Intoxicaciones
::
Intoxicaciones agudas: primeros auxilios
::
Medidas de Primeros Auxilios frente a los accidentes más comunes en planta
::
Reanimación Cardiopulmonar 1º Parte
::
Reanimación Cardiopulmonar 2º Parte
::
Traslado del Accidentado
::
Tratamiento de Hemorragias
::
Valoración del Lesionado en el Lugar del Accidente


 

Suscríbase al boletín
Envíenos su artículo
Agregue su Curso
Agregue su Foro
Publicite
Solicite Presupuesto
 
Av. Rivadavia 18.451 - 1º piso
Morón (B1708EIL) Pcia. Bs. As. ARGENTINA
Tel/Fax: 54 - 011 - 4627-4383 (Líneas Rotativas)
Copyright © 2001-2002 Estrucplan Consultora S.A. Argentina. Todos los derechos reservados
webmaster@estrucplan.com.ar