• Página de inicio
• Agregar como favorito
• Recomiéndenos
• Agreganos a tu GoogleBar
Servicios de la Consultora

- CONTÁCTENOS -

Buenos Aires
Tel: 011-4627-4383
info@estrucplan.com.ar

PATAGONIA
Tel: (02284) 420-740
patagonia@estrucplan.com.ar


CUYO - CENTRO
Tel: (0260) 15-404-5678
cuyo@estrucplan.com.ar


LITORAL
Tel: (011) 15-5809-1834
litoral@estrucplan.com.ar





Editorial

Minería sustentable.

Fabián Valentinuzzi



Matrices de requisitos Legales on line


Monitoreos de Ambientales y de Seguridad


Encuesta
Cree que la Ley de Riesgos de Trabajo...
Cumple con sus objetivos y debe ser mantenida
No cumple con sus objetivos y debe ser remplazada
Cumple parcialmente con sus objetivos y debe ser modificada

 


Fecha de Publicación: 9/4/2002
Primeros Auxilios

Intoxicaciones


 DEFINICIÓN

Es la reacción del organismo a la entrada de cualquier sustancia que puede causar distintos tipos de lesiones o enfermedades y en ocasiones la muerte, cuando el organismo se halla expuesto a éstas.

El grado de toxicidad varía según la edad, sexo, estado nutricional, vías de penetración y concentración del tóxico.
Un Tóxico es cualquier sustancia sólida, líquida o gaseosa que en una concentración determinada puede dañar a los seres vivos. Los tóxicos pueden ser muy variados; los encontramos en plantas, animales, serpientes, peces, insectos, microbios, en gases naturales y artificiales, en sustancias químicas e incluso en medicamentos que según la dosis pueden actuar generando un cuadro de intoxicación.

Clasificación

Según el tiempo de aparición de los síntomas:

La intoxicación puede ser crónica por incorporación lenta de pequeñas cantidades de sustancia tóxica o veneno al organismo, a través de un lapso prolongado de tiempo; o aguda por el ingreso al cuerpo de una cantidad importante de veneno o toxina, que rápidamente da signos y síntomas de alteración.

Un ejemplo de intoxicaciones crónicas son las exposiciones prolongadas de algunos trabajadores que manipulan pinturas, barnices, goma (fabricación de neumáticos, por ej.), etc., sin tomar las medidas de protección adecuadas.

Las intoxicaciones agudas pueden ser accidentales o involuntarias (por ej.: ingestión de alimentos en mal estado) o voluntarias (intentos de suicidio).

Según el origen:

Endógeno (provenientes del interior): Por sustancias elaboradas por el propio organismo, como ocurre en la Insuficiencia Renal. En este caso los productos tóxicos que se originan como resultado de la actividad normal de los tejidos (metabolismo) y que deben ser eliminados a través de la función renal, al encontrarse ésta disminuida o ausente, se acumulan en el cuerpo humano con consecuencias negativas.

Exógeno (provenientes del exterior, son las más comunes): Debido al ingreso de sustancias extrañas al organismo por diversas vías:

  • Ingestión oral: Alimentos descompuestos o contaminados; Medicamentos (barbitúricos, benzodiazepinas, etc.); Compuestos químicos (cloro, mercurio, plomo, etc. ); Venenos (arsénico, estricnina, etc.); Intoxicación alcohólica.
  • Respiración: Gas de cañería o licuado; Monóxido de carbono; Drogas (pasta base, etc.); Intoxicación por Nicotina; Sustancias volátiles (Neoprén, solventes de pinturas, etc.).
  • Piel y mucosas: Mordedura o picadura de insectos o serpientes; Absorción cutánea; Absorción por mucosas (EJ: cocaína).
  • Vía endovenosa: Drogas (EJ: heroína); Sobredosis de medicamentos inyectables.

El grado de intoxicación que se pueda producir por causa de alguno de los elementos citados, depende no solo del tipo de tóxico o veneno sino de varios otros factores: Cantidad de producto ingerido, edad y estado físico del afectado, hipersensibilidad (personas alérgicas a picada de abeja, por ej.), etc.

Por este motivo, ante la exposición de un grupo de personas a un mismo tóxico, generalmente éstos se ven comprometidos en diferentes niveles de gravedad.

Los síntomas y signos de intoxicación son variados y dependen del tipo de sustancia que la provoca y de la vía de entrada. Las nauseas, vómitos, diarrea, espasmos o cólicos intestinales son más propios de una intoxicación por vía oral. La mordedura de insectos o serpientes podrán dar síntomas generales como fiebre, escalofríos, debilidad, pulso rápido, sudoración, pero también, principalmente en su inicio, darán síntomas y signos locales como dolor, hinchazón y edema en la zona de la picadura. La exposición a tóxicos por vía respiratoria podrán dar síntomas de irritación de nariz, traquea y bronquios; tos, sibilancias y dificultad respiratoria, entre otros.

CAUSAS DE LAS INTOXICACIONES

Las intoxicaciones o envenenamientos pueden presentarse por:

Dosis excesivas de medicamentos o drogas.

Almacenamiento inapropiado de medicamentos y venenos.

Utilización inadecuada de insecticidas, plaguicidas, cosméticos, derivados del petróleo, pinturas o soluciones para limpieza.

Por inhalación de gases tóxicos.

Consumo de alimentos en fase de descomposición o de productos enlatados que estén soplados o con fecha de consumo ya vencida.

Manipulación o consumo de plantas venenosas.

Ingestión de bebidas alcohólicas especialmente las adulteradas.

CLASIFICACION DE LOS TOXICOS

MINERAL

fósforo, cianuro, plomo, arsénico, carbón, plaguicidas, insecticidas, derivados del petróleo.

VEGETAL

Hongos, plantas y semillas silvestres.

ANIMAL

Productos lácteos, de mar y carnes en malas condiciones o por sensibilidad a estos productos.

Otras

Muchas sustancias que son venenosas en pequeñas cantidades pueden serlo en cantidades mayores. El uso inadecuado y el abuso de ciertos fármacos y medicamentos como las pastillas para dormir, los tranquilizantes y el alcohol, también pueden causar intoxicación o envenenamiento.

Vías de ingreso al organismo:

POR VIA RESPIRATORIA

Inhalación de gases tóxicos como fungicidas, herbicidas, plaguicidas, insecticidas, el humo en caso de incendio; vapores químicos, monóxido de carbono, (que es producido por los motores de vehículos); el bióxido de carbono de pozos y alcantarillado y el cloro depositado en muchas piscinas así como los vapores producidos por algunos productos domésticos (pegamentos, pinturas y limpiadores).

A TRAVÉS DE LA PIEL

Por absorción o contacto con sustancias como plaguicidas, insecticidas, fungicidas, herbicidas; o los producidos por plantas como la hiedra, el roble y la diesembaquia.

POR VIA DIGESTIVA

Por ingestión de alimentos en descomposición, substancias cáusticas y medicamentos.

POR VIA CIRCULATORIA

Un tóxico puede penetrar a la circulación sanguínea por:

Inoculación:

Por picaduras de animales que producen reacción alérgica como la abeja, la avispa y las mordeduras de serpientes venenosas.

Inyección de medicamentos:

Sobredosis, medicamentos vencidos o por reacción alérgica a un tipo específico de medicamentos.

SEÑALES DE INTOXICACION

Según la naturaleza del tóxico, la sensibilidad de la víctima y la vía de penetración, las señales pueden ser:

Cambios en el estado de conciencia: delirio, convulsiones, inconciencia.

Dificultad para respirar.

Vómito o diarrea.

Quemaduras al rededor de la boca, la lengua o la piel, si el tóxico ingerido es un cáustico, como: substancias para destapar cañerías o blanqueadores de ropa.

Mal aliento por la ingestión de sustancias minerales.

Pupilas dilatadas o contraídas.

Dolor de estómago.

Trastornos de la visión (visión doble o manchas en la visión).

GENERAL

Si usted sospecha que alguien está intoxicado trate de averiguar el tipo de tóxico, la vía de penetración y el tiempo transcurrido.

Revise el lugar para averiguar lo sucedido y evite más riesgos.

Aleje a la víctima de la fuente de envenenamiento si es necesario.

Revise el estado de conciencia y verifique si la víctima respira y si tiene pulso.

Si la víctima esta consciente hágale preguntas para tener mayor información.

Afloje la ropa si está apretada, pero manténgala abrigada.

Si presenta quemaduras en los labios o en la boca, aplíquele abundante agua fría.

Si presenta vómito, recoja una muestra de éste para que pueda ser analizado.

Mantenga las vías respiratorias libres de secreciones.

Colóquela en posición de seguridad o baco abajo, para evitar que el veneno vomitado sea ingerido nuevamente o pase a las vías respiratorias.

Busque y lleve los recipientes que ésten cerca de la víctima a una institución de salud, para que su contenido sea analizado. Generalmente cerca de la víctima se encuentra el recipiente que contiene la sustancia tóxica.

Si está seguro del tipo de tóxico ingerido y está indicado provocar vómito, hágalo, introduciendo el dedo o el cabo de una cuchara hasta tocar la úvula (campanilla).

PREVENCION DE LA ABSORCION DE SUSTANCIAS TOXICAS

En cualquier intoxicación se debe facilitar eliminar el agente causante por la vía de ingreso del mismo; vía dérmica, vía oral, vía inhalatoria, vía parenteral y vía rectal. Para minimizar o imposibilitar la absorción de las sustancias utilizamos diferentes técnicas de descontaminación.

DESCONTAMINACION CUTANEA

a. Despojar de ropas al paciente

b. Baño con abundante agua tibia durante el tiempo necesario para eliminar el tóxico. Idealmente en bañadera (el uso de jabón está proscrito en lesiones cutáneas causadas por sustancias químicas).

c. Verificar la limpieza de uñas y cuero cabelludo

d. El personal que realice este procedimiento debe protegerse con delantal y guantes de hule. Evitar el contacto directo, especialmente con caústicos y corrosivos.

e. No se deben usar antídotos químicos. Las reacciones exotérmicas pueden producir agravamiento de las lesiones.

DESCONTAMINACION OCULAR

a. Colocar al paciente en una silla reclinada e irrigar los ojos durante 15 minutos o más, con solución salina normal o agua estéril.

b. Se debe realizar oclusión ocular, si se evidencia lesión de córnea

c. Dentro de las primeras dos horas después del accidente tóxico, el paciente debe ser evaluado por el oftalmólogo.

INHALACION DE VENENOS

a. Retirar al paciente del sitio de exposición, al igual que las ropas contaminadas

b. Establecer buena permeabilidad de la vía aérea

c. En caso de inhalación de ácidos y corrosivos idealmente se debe oxigenar en tienda húmeda, preservando la integridad de las vías respiratorias, las cuales se tornan friables por la acción local de los químicos.

DESCONTAMINACION GASTRICA

Emesis(provocar el vómito): está indicada para eliminar los venenos deglutidos. Se utiliza el jarabe de ipeca en dosis de 30 ml para el adulto, en 150 a 200 ml de agua con el paciente en posición de Trendelenburg y decúbito lateral izquierdo. Es necesaria la vigilancia permanente de la emesis y la dosis debe ser repetida si no se han producido vómitos en 30 minutos.

La estimulación mecánica de la faringe, evitando lesiones de la cavidad oral, es otro mecanismo eficaz para inducir el vómito.

Hay contraindicaciones:

a. No se debe usar en pacientes somnolientos o inconscientes, en los cuales está indicado el lavado estomacal.

b. Intoxicaciones por ácidos y álcalis, ya que este procedimiento facilita la posibilidad de perforación gástrica.

c. Pacientes con convulsiones, por peligro de aspiración e inducción de laringospasmo

d. Pacientes con hematemesis, por peligro de aumentar la alteración causante de la misma

e. Niños menores de seis meses por la inmadurez y falta de protección de las vías aéreas por reflejos deficientes

LAVADO GÁSTRICO (para profesionales de la salud)

Está indicado en casos de intoxicaciones por ingestión dentro de las primeras 24 horas.

TECNICA

a. Utilizar una sonda nasogástrica de grueso calibre, idealmente No.16

b. Colocar al paciente en posición de Trendelenburg y decúbito lateral izquierdo

c. Medir en la sonda la distancia de la oreja a la nariz y de ésta al epigástrico

d. Pasar la sonda por la fosa nasal de mayor amplitud, previa lubricación

e. Extraer la mayor cantidad posible del contenido gástrico, envasar en un frasco y rotularlo con nombre y fecha, para su envío al laboratorio toxicológico

f. Realizar lavado gástrico, administrando por la sonda 200 ml de agua estéril o solución salina y retirando en lo posible igual cantidad, hasta que el líquido salga claro; cambiar de posición al paciente, para lavar todas las paredes gástricas

g. Administrar carbón activado como absorbente

CONTRAINDICACIONES

a. En la ingestión de ácidos o álcalis, no se debe practicar lavado gástrico después de una hora de ocurrido el accidente. Algunos lo hacen mediante el uso de una sonda de Levin y siempre realizado por un médico.

b. En pacientes con convulsiones no controladas, por el daño que se puede causar durante el procedimiento y la posibilidad de broncoaspiración

c. Paciente en coma: esta contraindicación es relativa, ya que el uso de un tubo orotraqueal, previa insuflación del manguito, evita la broncoaspiración

d. En la ingestión de hidrocarburos

e. En arritmias cardiacas, controlando primero la presencia de las mismas

CARBON ACTIVADO

Es un absorbente muy eficaz. Se utiliza a dosis de 500 Mg. a 1 g/kg de peso. Se mezcla con agua en proporción 1:4 y se pasa por la sonda nasogástrica o vía oral, posterior al lavado gástrico. Si el paciente presenta vómitos, se repite la dosis.

Está indicado repetir la dosis en casos de intoxicación por fármacos que tienen circulación enterohepática, como teofilina, barbitúricos, hidrato de cloral, colchicina, digital, hidrocarburos halogenados, isoniacida, salicilatos antidepresivos tricíclicos y fenotiacinas.

CONTRAINDICACIONES

Cuando se utilicen antídotos específicos por vía oral. Sus contraindicaciones no son absolutas; es mayor su inefectividad en algunos casos como: absorción de alcoholes, ácido bórico, cáustico, corrosivos, minerales ácidos y metales.

Evite provocar el Vómito en los siguientes casos:

Si observa quemaduras en los labios y boca.

Si el aliento es a kerosén, gasolina o derivados.

Cuando las instrucciones del producto así lo indique.

Si está inconsciente o presenta convulsiones.

Si han transcurrido más de dos horas de haber ingerido el tóxico.

Si ha ingerido ácido sulfúrico, ácido nítrico, soda cáustica o potasa.

Traslade la víctima lo más pronto posible a un centro asistencial.

TRATAMIENTO DE LAS INTOXICACIONES EN GENERAL

POR VIA RESPIRATORIA

Si es posible, cierre la fuente que produjo la intoxicación.

Retire la víctima del agente causal.

Abra ventanas y puertas para airear el recinto.

Quítele la ropa que está impregnada de gas y cúbrala con una cobija.

Prevenga o atiende el shock.

Si se presenta paro respiratorio, dé respiración de salvamento utilizando protectores.

Evite encender fósforos o accionar el interruptor de la luz, porque puede provocar explosiones.

Trasládela a un centro asistencial.

A TRAVES DE LA PIEL

Coloque la víctima debajo del chorro de agua teniendo aún la ropa, para eliminar la sustancia tóxica.

Evite que su piel entre en contacto con la ropa de la víctima, por que puede intoxicarse, colóquese guantes.

Retírele la ropa mojada y continúe bañándola con abundante agua y jabón.

Si hay lesión, trátela como una quemadura.

Mantenga las vías respiratorias libres.

Trasládela inmediatamente a un centro asistencial.

POR VIA DIGESTIVA

Induzca al vómito únicamente en caso de ingestión de alcohol metílico o etílico y alimentos en descomposición.

Controle la respiración.

Si hay paro respiratorio o para cardiaco aplique la respiración de salvamento o reanimación cardiopulmonar, según sea el caso.

Si la víctima presenta vómito recoja una muestra para que pueda ser analizada.

Traslade la víctima a un centro asistencial.

POR VIA CIRCULATORIA

Remita la víctima un centro asistencial lo más pronto posible.

Dé atención de acuerdo a las manifestaciones que se presenten.

SI EL TOXICO PENETRO EN LOS OJOS

Separe suavemente los párpados y lave con agua corriente, mínimo durante 15 minutos.

Cubra los ojos con una gasa o tela limpia, sin hacer presión.

Remítalo al oftalmólogo.

RECUERDE: Consulte telefónicamente a los centros de toxicología de:

Hospital Posadas:
Dirección: Pte. Illia S/n y Marconi - El Palomar - Buenos Aires - Argentina -
TEL: 4469-9300
FAX: 4654-7982
Toxicología: 4-658-7777 - 4-654-6648
E-mail: cntoxicologia@janssen.com.ar

Hospital de niños Gutierrez:
Dirección: Gallo 1330 (1425) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel: (54-11)4962-9247/484962-9264/9265
Toxicología: Consultas e Interconsultas las 24 horas al 011 4962-6666 / 4962-2247
E-mail: toxi-guti@pccp.com.ar



Otras entregas de este suplemento:
 
  Primeros Auxilios
::
¿Qué cambió en las recomendaciones sobre paro cardio-respiratorio?
::
Cuerpos Extraños
::
El Botiquín
::
Electrocución
::
Evaluación primaria y soporte vital básico (Parte 01)
::
Evaluación primaria y soporte vital básico (Parte 02)
::
Evaluación primaria y soporte vital básico (Parte 03)
::
Fracturas y Luxaciones
::
Intoxicaciones agudas: primeros auxilios
::
Medidas de Primeros Auxilios frente a los accidentes más comunes en planta
::
Reanimación Cardiopulmonar 1º Parte
::
Reanimación Cardiopulmonar 2º Parte
::
Traslado del Accidentado
::
Tratamiento de Hemorragias
::
Tratamiento de Quemaduras
::
Valoración del Lesionado en el Lugar del Accidente


 

Suscríbase al boletín
Envíenos su artículo
Agregue su Curso
Agregue su Foro
Publicite
Solicite Presupuesto
 
Av. Rivadavia 18.451 - 1º piso
Morón (B1708EIL) Pcia. Bs. As. ARGENTINA
Tel/Fax: 54 - 011 - 4627-4383 (Líneas Rotativas)
Copyright © 2001-2002 Estrucplan Consultora S.A. Argentina. Todos los derechos reservados
webmaster@estrucplan.com.ar