• Página de inicio
• Agregar como favorito
• Recomiéndenos
• Agreganos a tu GoogleBar
..::estrucplan::..

Servicios de la Consultora

- CONTÁCTENOS -

Buenos Aires
Tel: 011-4627-4383
info@estrucplan.com.ar

OLAVARRÍA
Tel: (02284) 420-740
olavarria@estrucplan.com.ar


MENDOZA
Tel: (0260) 15-404-5678
mendoza@estrucplan.com.ar





Editorial

Minería sustentable.

Fabián Valentinuzzi



Matrices de requisitos Legales on line


Monitoreos de Ambientales y de Seguridad


Encuesta
Cree que la Ley de Riesgos de Trabajo...
Cumple con sus objetivos y debe ser mantenida
No cumple con sus objetivos y debe ser remplazada
Cumple parcialmente con sus objetivos y debe ser modificada

 


Fecha de Publicación: 27/5/2003
Medicina Laboral

Dermatitis de contacto irritativa profesional: causas, prevención y tratamiento



Introducción

La dermatitis de contacto irritativa (DCI) es una reacción inflamatoria no inmunológica de la piel después de la exposición a un agente externo irritante. El irritante deteriora la piel por acción directa a través de mecanismos no inmunológicos1 , pero las circunstancias mecánicas, térmicas y climáticas son cofactores importantes en su desencadenamiento.

Las dermatosis profesionales incluyen toda afección de la piel, mucosas o anexos directa o indirectamente causada, condicionada, mantenida o agravada por todo aquello que sea utilizado en la actividad profesional o exista en el ambiente de trabajo2 .

Esta enfermedad es la causa más frecuente de dermatitis de contacto de origen ocupacional, pero es difícil saber cuál es su incidencia y prevalencia real, ya que éstas varían según el área geográfica y la ocupación laboral.

La mayoría de las dermatitis irritativas laborales afectan a las manos, por lo que las enfermedades cutáneas relacionadas con el trabajo son generalmente diagnosticadas como eccema/dermatitis de las manos. Hay que tener en cuenta que una vez que una DCI se cronifica es difícil la vuelta atrás, por lo que la identificación de los pacientes predispuestos y las sustancias irritantes es muy importante para planear una estrategia de prevención, especialmente en el ámbito laboral.

Causas

Para conocer las causas de una DCI de origen profesional, no sólo debemos saber qué agentes irritantes están implicados de forma más frecuente en su producción, también hemos de tener en cuenta que existen una serie de factores, tanto endógenos como exógenos, implicados en su desarrollo3.

Agentes irritantes

Los agentes irritantes son de naturaleza muy variada4 aunque, en general, cuando hablamos de irritantes nos referimos a sustancias químicas.

Las sustancias irritantes producen, habitualmente, lesiones de eccema (agudo, subagudo o crónico). Así, algunas condiciones laborales, en las que los individuos se ven sometidos de forma continua al irritante y a la humedad (peluqueras, trabajadores metalúrgicos), producen una dermatis irritativa que suele afectar principalmente al dorso de las manos. Si se mantienen las condiciones laborales y el tiempo que transcurre entre cada agresión es corto, no lográndose la restauración completa de la barrera cutánea, se progresa a una dermatitis de contacto irritativa acumulativa con eritema, sequedad, liquenificación e hiperqueratosis, que suele evolucionar hacia la descamación y la fisuración

Los principales agentes irritantes que causan lesiones eccematosas son los siguientes 4, 5 :

El agua, sobre todo si es dura y contiene cantidades elevadas de cal, magnesio y hierro, porque pueden depositar-se en las fisuras de la piel y ser un factor añadido de irritación.

Limpiadores cutáneos (jabón, detergentes, limpiadores en seco), que contienen disolventes orgánicos que eliminan la barrera lipídica.

Alcalis como el jabón, la sosa, el amoniaco, los hidróxidos sódicos y potásicos, el cemento etc.

Ácidos, tanto orgánicos como inorgánicos.

Agentes oxidantes, como el peróxido de benzoílo, el hipoclorito sódico o el óxido de etileno, que es un esterilizante quirúrgico muy irritante, capaz de producir un eccema irritativo, tanto por contacto directo como de forma aerotransportada.

Disolventes orgánicos, como el benceno, el tolueno, el tricloroetileno, la trementina o la gasolina.

Productos animales, como el pescado, el marisco y las carnes.

Alimentos, como el ajo, la cebolla, la patata, el tomate, la pasta de panadero o la salmuera.

Productos vegetales, tanto por el contacto con las partes salientes como por las sustancias químicas que libere la planta.

Productos biológicos (p. ej., orina, enzimas, saliva, etc.).

También hay agentes irritantes que producen DCI no eccematosas: reacciones pustulosas, úlceras, granulomas, hiper e hipopigmentaciones, miliaria, etc. (tabla I)7-10 .

Las lesiones pustulosas, las pápulas y los comedones se producen con cierta frecuencia por el contacto con metales, aceites de corte, grasas, alquitranes y naftalenos11, 12 . También se han observado lesiones acneiformes por el efecto combinado de la presión, la oclusión y la fricción, como sucede en los hombros de los jugadores de fútbol americano por la acción de las hombreras, o en las espaldas de los conductores de camiones a causa de la presión que experimentan13 .

Las sales hexavalentes del cromo pueden producir lesiones ulceradas en curtidores y trabajadores de la galvanoplastia. El cemento húmedo provoca quemaduras al contactar con la piel bajo condiciones de presión
Algunos metales, como la plata, el oro o el mercurio, pueden producir hiperpigmentaciones, y otras sustancias como la hidroquinona pueden provocar hipopigmentaciones. Algunos productos (p. ej., berilio, sílice, talco o fibras de algodón) pueden causar lesiones granulomatosas.

Algunas sustancias, como el ácido benzoico, el ácido sórbico, el benzoato sódico y el aldehído cinámico13-15 , causan una irritación cutánea que puede manifestarse únicamente con signos clínicos discretos, en cierto modo subjetivos (escozor, picor), sin alteraciones morfológicas visibles (dermatitis irritativa subjetiva). También la baja tasa de humedad y el aire acondicionado, que lleva pequeñas partículas, pueden provocar en algunos lugares de trabajo (oficinas y talleres con aire acondicionado, áreas sanitarias, cabinas de aviones, fábricas de material electrónico) una dermatitis subjetiva en la que se aprecia la presencia de piel seca y eritematosa en la cara y las extremidades, así como prurito, urticaria y eritema en el dorso de las manos, con discretas lesiones de eccema en los pulpejos, la palma de las manos, la fosa cubital y las piernas. Las lesiones desaparecen al dejar el trabajo o si se incrementa la humedad ambiental16.

En algunas dermatitis de contacto aerotransportadas17 el paciente nos refiere esta sintomatología subjetiva, aunque con frecuencia podemos encontrar lesiones de rascado o eccema. Se trata de un grupo de dermatitis tanto agudas como crónicas producidas por sustancias con capacidad irritante, que son liberadas a la atmósfera y luego contactan con partes expuestas de la piel (cara, cuello, dorso de las manos)3

Algunas de las sustancias implicadas en este tipo de dermatitis tienen también una capacidad sensibilizante, por lo que es necesario realizar pruebas epicutáneas para el diagnóstico definitivo4, 18. En la tabla II se recogen los irritantes que con más frecuencia causan este tipo de dermatitis18 .

La exposición a un irritante potente, generalmente por un accidente laboral, en la que existe una clara relación entre la exposición a la sustancia y la aparición de los síntomas clínicos produce una DCI aguda. Las lesiones suelen circunscribirse al área de la piel dañada por el tóxico, siendo sus límites bien definidos y de morfología asimétrica. Clínicamente, el paciente refiere sensación de quemazón, escozor y dolor en la piel, pero también podemos encontrar eritema, edema, ampollas y necrosis1 .

Cuando la respuesta tras el contacto con el irritante no es tan rápida y se produce entre 8 y 24 h o más tras la exposición, se puede considerar la presencia de una dermatitis de contacto irritativa aguda retardada. Algunas sustancias, como la antralina, el butanedioldiacrilato, la epicloridina, el hexanedioldiacrilato o el óxido de etileno, producen este tipo de reacción. El diagnóstico diferencial con una dermatitis alérgica no puede hacerse desde el punto de vista clínico, sino por exclusión mediante pruebas epicutáneas.

Factores exógenos

La irritación producida por una sustancia depende de las características fisicoquímicas de ésta (tamaño de la molécula, ionización, polarización, solubilidad, volatilidad, pH), de las condiciones de la exposición (concentración, volumen, tiempo de aplicación) y de los factores ambientales (temperatura, humedad, oclusión, roce, traumatismos).

Generalmente, un tiempo de exposición prolongado y un volumen elevado del irritante producen una respuesta aguda. La oclusión aumenta la penetración y con ella la irritación19 . Así, los guantes y la ropa, que generalmente protegen, pueden aumentar la irritación si se empapan, o si el irritante queda atrapado en ellos . En cuanto a los factores climáticos, se ha comprobado que en los meses de invierno el descenso de la temperatura produce una disminución del agua del estrato córneo y la aparición de una sequedad cutánea objetivable clínicamente, incluso en personas normales.

Los traumatismos y la fricción sobre la piel pueden producir diferentes manifestaciones clínicas: liquenificación, callos, ampollas, hiperpigmentación, etc. . Aunque los traumatismos repetidos pueden ser, por sí mismos, la causa de una DCI, ésta generalmente se produce por la asociación de estos traumatismos y los agentes irritantes, exacerbando los unos a los otros, como ocurre en las dermatitis irritativas que afectan a las palmas y plantas

Factores endógenos

Algunos factores endógenos, como las diferencias entre las zonas anatómicas, la edad, la raza, el sexo o la existencia de enfermedades previas, también se relacionan con la mayor o menor propensión a padecer DCI.

En las zonas en las que la piel es más fina, como los párpados o el escroto, existe más reactividad que otras donde la piel es más gruesa. Se admite la siguiente escala de resistencia: párpados < caras laterales del cuello < escroto < pliegues < abdomen < espalda < palmas de las manos y plantas de los pies3,4.

Las mujeres son más propensas a padecer DCI que los varones, no porque exista una diferente susceptibilidad constitucional, sino simplemente porque se exponen más a los irritantes y la humedad por su actividad laboral en el hogar13 .

Los ancianos tienen reacciones más lentas y menos intensas. Hay individuos con pieles hiperirritables, con un umbral bajo a la irritación debido a una predisposición genética de causa desconocida.

También los pacientes con dermatitis atópica tienen una mayor susceptibilidad a padecer DCI19-21 . Así, algunos pacientes atópicos que realizan trabajos en los que se exponen al agua, los detergentes y los irritantes desarrollan con más facilidad dermatitis de las manos que los no atópicos22,23

Profesiones y dermatitis irritativa

En todas las profesiones existe el riesgo de aparición de dermatosis profesionales, tanto de origen alérgico como irritativo, pero algunas de ellas, por el mayor número de trabajadores o por los productos que utilizan, tienen una mayor incidencia. Describiremos algunas de estas profesiones y las sustancias que con más frecuencia provocan dermatitis irritativas16 .

Agricultura y ganadería

Los irritantes más frecuentes son los agentes químicos, como pesticidas, jabones, productos de limpieza de cuadras y de recipientes de leche, gasóleos, plantas y secreciones de animales.

Construcción y obras públicas

Dentro de este epígrafe se engloba un gran número de profesionales (albañiles, soldadores, yesistas, encofradores, carpinteros, etc.) que trabajan tanto en la construcción de casas como de obras públicas. Las dermatosis profesionales en estos trabajadores son frecuentes, debido a que operan en un medio en el que la protección no puede realizarse de forma correcta y son difícilmente controlables por el frecuente cambio de lugar de trabajo y empresa.

Las sustancias irritantes más frecuentemente implicadas son: cementos y aditivos del cemento, caliza, yeso, maderas y conservantes de éstas, aceites de maquinaria, gasoil, guantes y botas de goma.

Profesiones sanitarias

Se incluye en este grupo a todos los trabajadores que tienen como misión común promover o conservar la salud (médicos, enfermeras/os, auxiliares, empleados en los servicios de alimentación, conservación y mantenimiento, así como los trabajadores de la industria farmacéutica). Los irritantes más frecuentes son los jabones desinfectantes, los antimicrobianos, los solventes, el material de laboratorio y el formol. Las enfermeras y el personal de quirófano, por los lavados repetidos que efectúan y el uso de múltiples productos antimicrobianos, son los que con más frecuencia presentan dermatosis profesionales irritativas.

Metalúrgicos

En esta profesión, los fluidos de corte empleados para reducir el coeficiente de fricción entre dos superficies generalmente metálicas, los jabones y productos de limpieza de máquinas y manos y los hidrocarburos aromáticos son las sustancias irritantes que con más frecuencia producen dermatitis profesionales irritativas.

Peluquería

Sin duda, es la profesión en la que hay una mayor incidencia de dermatosis de contacto profesional en mujeres. Son muchos los productos manipulados (jabones, champús, líquidos de permanente, tintes, etc.) con capacidad irritante, y pueden ocasionar, sobre todo en las aprendices, dermatitis irritativas.

Trabajadores de plantas y maderas

Los profesionales más afectados en este grupo son: jardineros, empleados de viveros o tiendas de flores , carpinteros y horticultores. Existe un gran número de plantas y maderas con capacidad irritante, así como insecticidas, herbicidas, abonos, serrín y preservativos de la madera.

Artículo Transcripto de DOYMA EDiCIONES.
Mercedes Rodríguez-Serna



Otras entregas de este suplemento:
 
  Medicina Laboral
::
¿Cómo nos perjudican los peligros para la salud?
::
Aberraciones cromosómicas en trabajadores expuestos a radiaciones ionizantes
::
Actividad física = Calidad de vida = Salud ocupacional
::
Adicciones: la prevencion de los riesgos para la salud y la seguridad en el ambito laboral - 5º parte
::
Adicciones: la prevencion de los riesgos para la salud y la seguridad en el ambito laboral - 1º parte
::
Adicciones: la prevencion de los riesgos para la salud y la seguridad en el ambito laboral - 2º parte
::
Adicciones: la prevencion de los riesgos para la salud y la seguridad en el ambito laboral - 3º parte
::
Adicciones: la prevencion de los riesgos para la salud y la seguridad en el ambito laboral - 4º parte
::
Adicciones: la prevencion de los riesgos para la salud y la seguridad en el ambito laboral - 6º parte
::
Adicciones: la prevencion de los riesgos para la salud y la seguridad en el ambito laboral - 7º parte
::
Ambiente térmico y deshidratación
::
Análisis evolutivo del patrón funcional de marcha en pacientes con fractura de calcáneo. Parte 1
::
Análisis evolutivo del patrón funcional de marcha en pacientes con fractura de calcáneo. Parte 2
::
Análisis evolutivo del patrón funcional de marcha en pacientes con fractura de calcáneo. Parte 3
::
Asma laboral - 1º Parte
::
Asma laboral - 2º Parte
::
Asma laboral - 3º Parte
::
Asma laboral - 4º Parte
::
Asma laboral: diagnóstico precoz
::
Asma ocupacional
::
Balance de la ley de prevención de riesgos laborales
::
Bioseguridad AMA: Accidentes
::
Bioseguridad AMA: Esterilización y desinfección
::
Bioseguridad AMA: Introducción
::
Bioseguridad AMA: Precauciones para procedimientos invasivos
::
Bioseguridad AMA: Precauciones universales
::
Bioseguridad AMA: Recomendaciones de bioseguridad para laboratorios de diagnóstico e investigación
::
Bioseguridad en salas de operaciones: Bioseguridad
::
Bioseguridad en salas de operaciones: Generalidades-Exposición
::
Bioseguridad en salas de operaciones: Medidas necesarias de bioseguridad (A)
::
Bioseguridad en salas de operaciones: Medidas necesarias de bioseguridad (B)
::
Bioseguridad en salas de operaciones: Medidas necesarias de bioseguridad (C)
::
Bioseguridad en salas de operaciones: Principios de bioseguridad
::
Bisinosis: Vigilancia médica
::
Brucelosis: normas preventivas
::
Carga mental en el trabajo: Exigencias de atención
::
Carga mental en el trabajo: Indicadores
::
Carga mental en el trabajo: Introducción
::
Cinturones para la espalda
::
Columna - 1º Parte
::
Columna - 2º Parte
::
Columna - 3º Parte
::
Contagio del Virus VIH
::
Correlación de protoporfirina zinc y plomo en sangre en trabajadores de fábricas de baterías, de Bogotá, Colombia
::
Criterios objetivos para la evaluación de Criterios objetivos para la evaluación de la carga de trabajo derivada de carga de trabajo derivada de factores psicosociales y psicosociales y organizacionales. Parte 1
::
Defectos Visuales
::
Dermatitis de contacto irritativa profesional: causas, prevención y tratamiento - 2º Parte
::
Deshidratación y Trabajo
::
Discopatía lumbar ocupacional
::
Dolor agudo en la columna
::
El “mobbing” y las evaluaciones de riesgos laborales. Parte 1
::
El “mobbing” y las evaluaciones de riesgos laborales. Parte 2
::
El “mobbing” y las evaluaciones de riesgos laborales. Parte 3
::
El “mobbing” y las evaluaciones de riesgos laborales. Parte 4
::
El Cuidado de la Piel en el Trabajo (Parte1)
::
El Cuidado de la Piel en el Trabajo (Parte2)
::
El estrés en el trabajo - 2º Parte
::
El estrés en el trabajo - 3º Parte
::
El estrés en el trabajo -1º Parte
::
El hostigamiento psicológico en el trabajo: mobbing
::
El síndrome del edificio enfermo: cuestionario para su detección
::
El trabajo por turnos en lenguaje sencillo - Parte 01
::
El trabajo por turnos en lenguaje sencillo - Parte 02
::
El trabajo por turnos en lenguaje sencillo - Parte 03
::
El trabajo por turnos en lenguaje sencillo - Parte 04
::
El trabajo por turnos en lenguaje sencillo - Parte 05
::
Enfermedades derivadas del trabajo en video terminales
::
Envejecimiento y Trabajo: Audición y motricidad - Capacidades motrices
::
Envejecimiento y Trabajo: Audición y motricidad - Introducción
::
Envejecimiento y Trabajo: Audición y motricidad - Recomendaciones
::
Ergonomía - Parte 1
::
Ergonomía - Parte 2
::
Ergonomía. Parte 3
::
Estrés y trabajo - 1º Parte
::
Estrés y trabajo - 2º Parte
::
Estrés y trabajo - 3º Parte
::
Eticamente Correcta, Económicamente Rentable
::
Fisiología del estrés - 1º Parte
::
Fisiología del estrés - 2º Parte
::
Fisiología del estrés - 3º Parte
::
Gripe A H1N1 - Recomendaciones en lugares de Trabajo para Empleados y Visitantes
::
Guía para la prevención del estrés laboral. Parte 1
::
Guía para la prevención del estrés laboral. Parte 2
::
Hepatitis B - 1º Parte
::
Hepatitis B - 2º Parte
::
Hepatitis C – 1º Parte
::
Hepatitis C - 2`Parte
::
Histoplasmosis
::
Historia de la enfermedad de chagas - 1º Parte
::
Historia de la enfermedad de chagas - 2º Parte
::
Historia de la enfermedad de chagas - 3º Parte
::
Historia de la enfermedad de chagas - 4º Parte
::
I Foro nacional de Medicina del Trabajo. Parte 1
::
I Foro nacional de Medicina del Trabajo. Parte 2
::
Informe sobre el tabaquismo pasivo. Parte 1
::
Informe sobre el tabaquismo pasivo. Parte 2
::
La espirometría forzada en Medicina del Trabajo
::
La vacuna de la gripe A supera una importante prueba de seguridad
::
Leptospirosis
::
Licencias laborales por salud mental indicarían riesgo de muerte
::
Lumbalgia - 1º Parte
::
Lumbalgia - 2º Parte
::
Lumbalgia - 3º Parte
::
Nivel de “salud” y calidad de la empresa: autoevaluación simplificada según el modelo EFQM - 1º Parte
::
Nivel de “salud” y calidad de la empresa: autoevaluación simplificada según el modelo EFQM - 2º Parte
::
Nivel de “salud” y calidad de la empresa: cuestionario de autoevaluación (III)
::
Predicción de parámetros de seguridad en combustible de aviación en fase gas. Parte 1
::
Predicción de parámetros de seguridad en combustible de aviación en fase gas. Parte 2
::
Previniendo la Lesión de Espalda
::
Protocolo médico específico - 1º Parte
::
Protocolo médico específico - 2º Parte
::
Psitacosis
::
Recomendaciones para reducir el riesgo de contraer gripe A (H1N1)- Influenza
::
Redacción de la historia laboral
::
Resfrio y Gripe
::
Riesgo de cáncer en exposiciones ocupacionales
::
Riesgos provocados por los tóner de fotocopiadoras e impresoras láser
::
Selenio y Salud Humana: la relación del estatus del selenio con el cáncer y las enfermedades virales
::
Sensibilizantes Laborales
::
Sida - 1 Parte
::
Sida - 2 Parte
::
Silicosis y otras Neumoconiosis - 1º Parte
::
Silicosis y otras Neumoconiosis - 2º Parte
::
Silicosis y otras Neumoconiosis - 3º Parte
::
Silicosis y otras Neumoconiosis - Última Entrega
::
Síndrome del edificio enfermo - 1º Parte
::
Síndrome del edificio enfermo - 2º Parte
::
Síndrome respiratorio agudo grave (SRAG)
::
Sustancias nocivas sobre el hombre
::
Trabajando en ambientes muy calurosos - 1º parte
::
Trabajando en ambientes muy calurosos - 2º parte
::
Trabajando en ambientes muy calurosos - 3º parte
::
Trabajo con soladuras y salud
::
Trabajo repetitivo y estrés. Parte 1
::
Trabajo repetitivo y estrés. Parte 2
::
Trauma acústico
::
Trauma ocular
::
Turno de noche y salud: análisis para determinar los posibles factores de riesgo asociados al bajo desempeño físico. Parte 1
::
Turno de noche y salud: análisis para determinar los posibles factores de riesgo asociados al bajo desempeño físico. Parte2
::
Un componente de los plásticos vinculado con epidemia de diabetes?
::
Utilidad de la neurocrioestimulación en el tratamiento de los esguinces leves y moderados de tobillo
::
Valoración del trauma acústico
::
Vibraciones y Salud - 1º Parte
::
Vibraciones y Salud - 2º Parte
::
Vibraciones y Salud - 3º Parte
::
Vibraciones y Salud - 4º Entrega
::
Vibraciones y Salud - 5º Parte (A)
::
Vibraciones y Salud - 5º Parte (B)
::
Vibraciones y Salud - 6º Parte


 

Suscríbase al boletín
Último Boletín
Envíenos su artículo
Agregue su Cursos
Avisos Clasificados
Foros
Publicite
 
Av. Rivadavia 18.451 - 1º piso
Morón (B1708EIL) Pcia. Bs. As. ARGENTINA
Tel/Fax: 011 - 54 - 4627-4383 (Líneas Rotativas)
Copyright © 2001-2002 Estrucplan Consultora S.A. Argentina. Todos los derechos reservados
webmaster@estrucplan.com.ar