• Página de inicio
• Agregar como favorito
• Recomiéndenos
• Agreganos a tu GoogleBar
Servicios de la Consultora

- CONTÁCTENOS -

Buenos Aires
Tel: 011-4627-4383
info@estrucplan.com.ar

PATAGONIA
Tel: (02284) 420-740
patagonia@estrucplan.com.ar


CUYO - CENTRO
Tel: (0260) 15-404-5678
cuyo@estrucplan.com.ar


LITORAL
Tel: (011) 15-5809-1834
litoral@estrucplan.com.ar





Editorial

Minería sustentable.

Fabián Valentinuzzi



Matrices de requisitos Legales on line


Monitoreos de Ambientales y de Seguridad


Encuesta
¿Qué tipos de generación de energía deben privilegiarse en la redefinición de la matriz energética argentina?
Nuclear
Hidroeléctrica
Solar
Eólica
No se necesita redefinición

 


Fecha de Publicación: 18/8/2011
Otros Riesgos

Manual de Bioseguridad en el Laboratorio. 01- Directrices en materia de bioseguridad. Parte 1


PARTE I - Directrices en Materia de Bioseguridad

2. Evaluación del riesgo microbiológico

El pilar de la práctica de la bioseguridad es la evaluación del riesgo. Aunque existen muchas herramientas para ayudar a evaluar el riesgo que comporta un procedimiento o un experimento determinado, el componente más importante es el juicio profesional.

Las evaluaciones del riesgo deben ser efectuadas por las personas que mejor conozcan las características peculiares de los organismos con los que se va a trabajar, el equipo y los procedimientos que van a emplearse, los modelos animales que pueden utilizarse y el equipo y los medios de contención disponibles. El director o investigador principal del laboratorio es el responsable de asegurar que se realicen de modo oportuno las evaluaciones del riesgo más apropiadas y de colaborar estrechamente con el comité de seguridad y el personal de bioseguridad de la institución con el fin de velar por que se disponga del equipo y los medios apropiados para el trabajo que está previsto llevar a cabo. Una vez terminadas, las evaluaciones del riesgo deben ser consultadas periódicamente y revisadas cada vez que sea preciso, teniendo en cuenta la obtención de nuevos datos que tengan alguna influencia en el grado de riesgo y toda nueva información pertinente que aparezca en las publicaciones científicas.

Una de las herramientas más útiles de que se dispone para llevar a cabo una evaluación del riesgo microbiológico es la asignación de los agentes microbiológicos a uno de los grupos de riesgo (véase el capítulo 1). Sin embargo, la mera consulta del grupo de riesgo a que pertenece cierto agente no basta para realizar una evaluación del riesgo.

Otros factores que hay que tener en cuenta, según proceda, son los siguientes:

  1. La patogenicidad del agente y la dosis infectiva.
  2. El resultado potencial de la exposición.
  3. La vía natural de infección.
  4. Otras vías de infección, derivadas de manipulaciones en el laboratorio (parenteral, aérea, por ingestión).
  5. La estabilidad del agente en el ambiente.
  6. La concentración del agente y el volumen del material concentrado que va a manipularse
  7. La presencia de un huésped apropiado (personas o animales).
  8. La información disponible procedente de estudios en animales y de notificaciones de infecciones adquiridas en el laboratorio o de informes clínicos.
  9. La actividad prevista en el laboratorio (tratamiento con ultrasonidos, producción de aerosoles, centrifugación, entre otras).
  10. Toda manipulación genética del microorganismo que pueda ampliar su gama de huéspedes o su sensibilidad a los regímenes terapéuticos eficaces conocidos (véase el capítulo 16).
  11. Disponibilidad local de intervenciones profilácticas o terapéuticas eficaces.
    Sobre la base de la información obtenida durante la evaluación de riesgos, se podrá asignar un nivel de bioseguridad al trabajo previsto, seleccionar el equipo de protección apropiado para el personal, y elaborar procedimientos normalizados de trabajo que incorporen otras intervenciones de seguridad con el fin de velar por la máxima seguridad en la realización del trabajo.


Muestras para las que se dispone de información limitada

El procedimiento de evaluación del riesgo descrito anteriormente funciona bien cuando se dispone de información suficiente. Sin embargo, en algunas situaciones no hay información suficiente para llevar a cabo una evaluación apropiada de los riesgos, como ocurre con las muestras clínicas o epidemiológicas recogidas sobre el terreno. En esos casos, conviene que la manipulación de las muestras se realice con prudencia.

  1. Deben adoptarse precauciones normalizadas (2) y emplearse protecciones de barrera (guantes, batas, protección ocular) cada vez que se obtengan muestras de pacientes.
  2. Las prácticas y los procedimientos básicos de contención del nivel de bioseguridad 2 deben ser el requisito mínimo para la manipulación de muestras.
  3. El transporte de muestras debe respetar las normas y reglamentos nacionales o internacionales.

Quizá se disponga de alguna información que ayude a determinar el riesgo que entraña manipular esas muestras:

  1. Datos médicos sobre el paciente.
  2. Datos epidemiológicos (datos de morbilidad y mortalidad, presunta vía de transmisión, otros datos de la investigación de brotes).
  3. Información sobre el origen geográfico de la muestra.

Si se producen brotes de enfermedad de etiología desconocida, las autoridades nacionales competentes o la OMS pueden elaborar directrices particulares apropiadas que publicarán en la Web (como se hizo en 2003 en el caso del síndrome respiratorio agudo severo) para indicar cómo deben prepararse las muestras para el transporte y en qué nivel de bioseguridad deben analizarse.


Evaluación de riesgos y microorganismos genéticamente modificados


En el capítulo 16 se ofrece un examen detallado de la evaluación de los riesgos de los organismos genéticamente modificados.


3. Laboratorios básicos – niveles de bioseguridad 1 y 2


Las orientaciones y recomendaciones que se ofrecen en el presente manual a título de requisitos mínimos para los laboratorios de todos los niveles de bioseguridad atañen a los microorganismos de los grupos de riesgo 1 a 4. Aunque algunas precauciones pueden parecer innecesarias para algunos organismos del grupo de riesgo 1, son convenientes con fines de capacitación, para fomentar el uso de técnicas microbiológicas apropiadas (es decir, seguras).

Todos los laboratorios de diagnóstico y de atención de salud (de salud pública, clínicos o de hospital) deben estar diseñados para cumplir, como mínimo, los requisitos del nivel de bioseguridad 2. Dado que ningún laboratorio puede ejercer un control absoluto sobre las muestras que recibe, el personal puede verse expuesto a organismos de grupos de riesgo más altos de lo previsto. Esa posibilidad debe tenerse presente en la elaboración de los planes y las políticas de seguridad. En algunos países se exige que los laboratorios clínicos estén acreditados. En general, siempre deben adoptarse y aplicarse las precauciones normalizadas (2).

Las directrices para laboratorios básicos – niveles de bioseguridad 1 y 2 que aquí se exponen son completas y detalladas, ya que son fundamentales para todo tipo de laboratorios. Las directrices para los laboratorios de contención – nivel de bioseguridad 3 y los laboratorios de contención máxima – nivel de bioseguridad 4 que se ofrecen más adelante (capítulos 4 y 5) son modificaciones y adiciones a estas directrices y están concebidas para trabajar con los agentes patógenos más peligrosos (de mayor riesgo).


Código de prácticas

Este código es una enumeración de las prácticas y los procedimientos de laboratorio esenciales que constituyen la base de las técnicas microbiológicas apropiadas. En muchos laboratorios y programas nacionales, este código puede utilizarse para elaborar una guía escrita de prácticas y procedimientos para el trabajo de laboratorio en condiciones de seguridad.

Cada laboratorio debe adoptar un manual de seguridad o de trabajo en el que se identifiquen los riesgos conocidos y potenciales y se especifiquen las prácticas y los procedimientos encaminados a eliminar o reducir al mínimo esos riesgos. Las técnicas microbiológicas apropiadas son fundamentales para la seguridad en el laboratorio y no pueden sustituirse por equipo de laboratorio especializado, que no pasa de ser un complemento. A continuación se exponen los conceptos más importantes.


Acceso

  1. El símbolo y signo internacional de peligro biológico (figura 1) deberá colocarse en las puertas de los locales donde se manipulen microorganismos del grupo de riesgo 2 o superior.
  2. Sólo podrá entrar en las zonas de trabajo del laboratorio el personal autorizado.
  3. Las puertas del laboratorio se mantendrán cerradas.
  4. No se autorizará ni permitirá la entrada de niños en las zonas de trabajo del
    laboratorio.
  5. 5. El acceso a los locales que alberguen animales habrá de autorizarse especialmente.
  6. No se permitirá el acceso al laboratorio de animales que no sean objeto del trabajo del laboratorio.


Protección personal

  1. Se usarán en todo momento monos, batas o uniformes especiales para el trabajo en el laboratorio.
  2. Se usarán guantes protectores apropiados para todos los procedimientos que puedan entrañar contacto directo o accidental con sangre, líquidos corporales y otros materiales potencialmente infecciosos o animales infectados. Una vez utilizados, los guantes se retirarán de forma aséptica y a continuación se lavarán las manos.
  3. El personal deberá lavarse las manos después de manipular materiales y animales infecciosos, así como antes de abandonar las zonas de trabajo del laboratorio.
  4. Se usarán gafas de seguridad, viseras u otros dispositivos de protección cuando sea necesario proteger los ojos y el rostro de salpicaduras, impactos y fuentes de radiación ultravioleta artificial.
  5. Estará prohibido usar las prendas protectoras fuera del laboratorio, por ejemplo en cantinas, cafeterías, oficinas, bibliotecas, salas para el personal y baños.
  6. No se usará calzado sin puntera.
  7. En las zonas de trabajo estará prohibido comer, beber, fumar, aplicar cosméticos o manipular lentes de contacto.
  8. Estará prohibido almacenar alimentos o bebidas para consumo humano en las zonas de trabajo del laboratorio
  9. La ropa protectora de laboratorio no se guardará en los mismos armarios o taquillas que la ropa de calle.

Procedimientos

  1. Estará estrictamente prohibido pipetear con la boca.
  2. No se colocará ningún material en la boca ni se pasará la lengua por las etiquetas.
  3. Todos los procedimientos técnicos se practicarán de manera que se reduzca al mínimo la formación de aerosoles y gotículas.
  4. Se limitará el uso de jeringuillas y agujas hipodérmicas, que no se utilizarán en lugar de dispositivos de pipeteo ni con ningún fin distinto de las inyecciones por vía parenteral o la aspiración de líquidos de los animales de laboratorio
  5. Todos los derrames, accidentes y exposiciones reales o potenciales a materiales infecciosos se comunicarán al supervisor del laboratorio. Se mantendrá un registro escrito de esos accidentes e incidentes.
  6. Se elaborará y seguirá un procedimiento escrito para la limpieza de todos los derrames.
  7. Los líquidos contaminados deberán descontaminarse (por medios químicos o físicos) antes de eliminarlos por el colector de saneamiento. Puede ser necesario un sistema de tratamiento de efluentes, según lo que indique la evaluación de riesgos del agente con el que se esté trabajando.
  8. Los documentos escritos que hayan de salir del laboratorio se protegerán de la contaminación mientras se encuentren en éste.

Zonas de trabajo del laboratorio

  1. El laboratorio se mantendrá ordenado, limpio y libre de materiales no relacionados con el trabajo.
  2. Las superficies de trabajo se descontaminarán después de todo derrame de material potencialmente peligroso y al final de cada jornada de trabajo.
  3. Todos los materiales, muestras y cultivos contaminados deberán ser descontaminados antes de eliminarlos o de limpiarlos para volverlos a utilizar.
  4. El embalaje y el transporte de material deberán seguir la reglamentación nacional o internacional aplicable.
  5. Las ventanas que puedan abrirse estarán equipadas con rejillas que impidan el paso de artrópodos.

Gestión de la bioseguridad

  1. Incumbirá al director del laboratorio (la persona que tiene responsabilidad inmediata respecto del laboratorio) garantizar la elaboración y la adopción de un plan de gestión de la bioseguridad y de un manual de seguridad o de operación.
  2. El supervisor del laboratorio (que dependerá del director) velará por que se proporcione capacitación periódica en materia de seguridad en el laboratorio.
  3. Se informará al personal de los riesgos especiales y se le exigirá que lea el manual de seguridad o de trabajo y siga las prácticas y los procedimientos normalizados. El supervisor del laboratorio se asegurará de que todo el personal los comprenda debidamente. En el laboratorio estará disponible una copia del manual de seguridad o de trabajo.
  4. Habrá un programa de lucha contra los artrópodos y los roedores.
  5. Se ofrecerá a todo el personal en caso de necesidad un servicio apropiado de evaluación, vigilancia y tratamiento médico, y se mantendrán los debidos registros médicos.

Diseño e instalaciones del laboratorio

Al diseñar el laboratorio y asignarle determinados tipos de trabajo, se prestará especial atención a aquellas condiciones que se sepa que plantean problemas de seguridad.

Entre ellas figuran:
1. La formación de aerosoles.
2. El trabajo con grandes cantidades o altas concentraciones de microorganismos.
3. El exceso de personal o de material.
4. La infestación por roedores y artrópodos.
5. La entrada de personas no autorizadas.
6. El circuito de trabajo: utilización de muestras y reactivos concretos.

En las figuras 2 y 3, respectivamente, aparecen ejemplos de diseños de laboratorios de los niveles de bioseguridad 1 y 2.



Características de diseño

  1. Se dispondrá de espacio suficiente para realizar el trabajo de laboratorio en condiciones de seguridad y para la limpieza y el mantenimiento.
  2. Las paredes, los techos y los suelos serán lisos, fáciles de limpiar, impermeables a los líquidos y resistentes a los productos químicos y desinfectantes normalmente utilizados en el laboratorio. Los suelos serán antideslizantes.
  3. Las superficies de trabajo serán impermeables y resistentes a desinfectantes, ácidos, álcalis, disolventes orgánicos y calor moderado.
  4. La iluminación será adecuada para todas las actividades. Se evitarán los reflejos y brillos molestos.
  5. El mobiliario debe ser robusto y debe quedar espacio entre mesas, armarios y otros muebles, así como debajo de los mismos, a fin de facilitar la limpieza.
  6. Habrá espacio suficiente para guardar los artículos de uso inmediato, evitando así su acumulación desordenada sobre las mesas de trabajo y en los pasillos. También debe preverse espacio para el almacenamiento a largo plazo, convenientemente situado fuera de las zonas de trabajo.
  7. Se preverán espacio e instalaciones para la manipulación y el almacenamiento seguros de disolventes, material radiactivo y gases comprimidos y licuados.
  8. Los locales para guardar la ropa de calle y los objetos personales se encontrarán fuera de las zonas de trabajo del laboratorio.
  9. Los locales para comer y beber y para descansar se dispondrán fuera de las zonas de trabajo del laboratorio.
  10. En cada sala del laboratorio habrá lavabos, a ser posible con agua corriente, instalados de preferencia cerca de la salida.
  11. Las puertas irán provistas de mirillas y estarán debidamente protegidas contra el fuego; de preferencia se cerrarán automáticamente.
  12. En el nivel de bioseguridad 2 se dispondrá de una autoclave u otro medio de descontaminación debidamente próximo al laboratorio.
  13. Los sistemas de seguridad deben comprender medios de protección contra incendios y emergencias eléctricas, así como duchas para casos de urgencia y medios para el lavado de los ojos.
  14. Hay que prever locales o salas de primeros auxilios, convenientemente equipados y fácilmente accesibles (véase el anexo 1).
  15. Cuando se planifique una nueva instalación, habrá que prever un sistema mecánico de ventilación que introduzca aire del exterior sin recirculación. Cuando no se disponga de ventilación mecánica, las ventanas deberán poder abrirse y, a ser posible, estarán provistas de mosquiteras.
  16. Es indispensable contar con un suministro regular de agua de buena calidad. No debe haber ninguna conexión entre las conducciones de agua destinada al laboratorio y las del agua de bebida. El sistema de abastecimiento público de agua estará protegido contra el reflujo por un dispositivo adecuado.
  17. Debe disponerse de un suministro de electricidad seguro y de suficiente capacidad, así como de un sistema de iluminación de emergencia que permita salir del laboratorio en condiciones de seguridad. Conviene contar con un grupo electrógeno de reserva para alimentar el equipo esencial (estufas, CSB, congeladores, entre otros), así como para la ventilación de las jaulas de los animales
  18. Es esencial un suministro fiable y adecuado de gas. La instalación debe ser objeto del debido mantenimiento
  19. Tanto los laboratorios como los locales destinados a los animales son a veces objeto de actos de vandalismo. Hay que prever sistemas de protección física y contra incendios. Cabe mejorar la seguridad reforzando las puertas, protegiendo las ventanas y limitando el número de llaves en circulación. Se podrán estudiar y aplicar otras medidas, según proceda, para incrementar la seguridad (véase el capítulo 9).




Material de laboratorio

Junto con los procedimientos y prácticas correctos, el uso de material de seguridad ayudará a reducir los riesgos cuando se trabaje con agentes biológicos que entrañen peligro. En la presente sección se exponen los principios fundamentales relacionados con el material apropiado para los laboratorios de todos los niveles de bioseguridad.

Los requisitos en relación con el material de laboratorio correspondiente a niveles de bioseguridad más altos se detallan en los capítulos pertinentes.

Tras consultar con el funcionario de bioseguridad y el comité de seguridad (en caso de que se haya designado), el director del laboratorio debe velar por que el material sea apropiado y se utilice debidamente. Para elegir el material de laboratorio habrá que cerciorarse de que responda a los siguientes principios generales:

  1. Que su diseño permita limitar o evitar los contactos entre el trabajador y el material infeccioso.
  2. Que esté construido con materiales impermeables a los líquidos, resistentes a la corrosión y acordes con las normas de resistencia estructural.
  3. Que carezca de rebabas, bordes cortantes y partes móviles sin proteger.
  4. Que esté diseñado, construido e instalado con miras a simplificar su manejo y conservación, así como a facilitar la limpieza, la descontaminación y las pruebas de certificación; siempre que se pueda, se evitará el material de vidrio y otro material rompible.

Para cerciorarse de que el material posee las características de seguridad requeridas quizá sea necesario consultar sus especificaciones detalladas de funcionamiento y construcción (véanse también los capítulos 10 y 11).


Material de bioseguridad indispensable

  1. Dispositivos de pipeteo para evitar que se pipetee con la boca. Existen muchos modelos diferentes.
  2. CSB, que se utilizarán en los siguientes casos:
    — Siempre que se manipule material infeccioso; ese material puede ser centrifugado en el laboratorio ordinario si se utilizan vasos de centrifugadora con tapas herméticas de seguridad y si éstos se cargan y descargan en una CSB;
    — Cuando haya un alto riesgo de infección transmitida por vía aérea.
    — Cuando se utilicen procedimientos con grandes posibilidades de producir aerosoles, como la centrifugación, trituración, homogeneización, agitaciones o mezcla vigorosa, desintegración ultrasónica, apertura de envases de materiales infecciosos cuya presión interna pueda diferir de la presión ambiental, inoculación intranasal a animales y recolección de tejidos infecciosos de animales y huevos.
  3. Asas de siembra de plástico desechables. También pueden utilizarse incineradores eléctricos de asas dentro de la CSB para reducir la formación de aerosoles.
  4. Frascos y tubos con tapón de rosca.
  5. Autoclaves u otros medios apropiados para esterilizar el material contaminado.
  6. Pipetas de Pasteur de plástico desechables, cuando estén disponibles, en sustitución del vidrio.
  7. Los aparatos como las autoclaves y las CSB deben ser validados con métodos apropiados antes de usarlos. A intervalos periódicos deben ser nuevamente certificados, de acuerdo con las instrucciones del fabricante (véase el capítulo 7).

Vigilancia médica y sanitaria

La entidad que emplea al personal del laboratorio tiene la obligación de cerciorarse, por medio del director de éste, de que la salud de dicho personal esté sometida a la debida vigilancia. El objetivo de esa vigilancia es detectar posibles enfermedades contraídas durante el trabajo. Entre las actividades apropiadas para alcanzar ese objetivo figuran las siguientes:

  1. Proporcionar inmunización activa o pasiva cuando esté indicada (véase el anexo 2).
  2. Facilitar la detección temprana de infecciones adquiridas en el laboratorio.
  3. Excluir a las personas muy susceptibles (por ejemplo, embarazadas o personas inmunodeficientes) de las tareas de laboratorio que entrañen mucho riesgo.
  4. Proporcionar material y procedimientos eficaces de protección personal.

Normas para la vigilancia de los trabajadores que manipulan microorganismos en el nivel de bioseguridad 1

La experiencia indica que estos microorganismos tienen pocas probabilidades de provocar enfermedades humanas o enfermedades animales de importancia veterinaria.

No obstante, lo ideal es someter a todo el personal a un reconocimiento médico previo a la contratación en el que se anoten los antecedentes médicos de cada persona.

Conviene que se notifiquen rápidamente las enfermedades o accidentes de laboratorio y que todos los miembros del personal comprendan la importancia de aplicar técnicas microbiológicas apropiadas.


Normas para la vigilancia de los trabajadores que manipulan microorganismos en el nivel de bioseguridad 2

  1. El reconocimiento médico previo al empleo o a la asignación de un puesto es indispensable. Debe registrarse el historial médico de la persona y realizar una evaluación de la salud ocupacional para los fines del laboratorio.
  2. El director del laboratorio debe mantener un registro de enfermedades y bajas laborales
  3. Las mujeres en edad fecunda deberán ser informadas de los riesgos que supone para el feto la exposición profesional a ciertos microorganismos, como el virus de la rubéola. Las medidas concretas que se adopten para proteger al feto dependerán de los microorganismos a los que pueda estar expuesta la mujer.

Capacitación

Los errores humanos y las técnicas incorrectas pueden poner en peligro incluso las mejores medidas destinadas a proteger al personal de laboratorio. Por esta razón, el elemento clave para prevenir las infecciones adquiridas, los incidentes y los accidentes en el laboratorio es un personal preocupado por la seguridad y bien informado sobre la manera de reconocer y combatir los peligros que entraña su trabajo en ese entorno.

En consecuencia, la formación continua en el servicio acerca de las medidas de seguridad es primordial. El proceso empieza por el personal directivo, que debe velar por que los procedimientos y prácticas de seguridad en el laboratorio formen parte de la capacitación básica de los empleados. La formación en medidas de seguridad siempre debe estar integrada en la capacitación inicial de los nuevos empleados. Deben ponerse a disposición del personal el código de prácticas y las directrices locales, incluido el manual de seguridad o de operaciones. Se adoptarán medidas para garantizar que los empleados hayan leído y comprendido las directrices, como pueden ser las páginas de firmas. Los supervisores del laboratorio deben desempeñar el papel principal en la formación de sus subordinados inmediatos acerca de las técnicas correctas de laboratorio.

El funcionario encargado de la bioseguridad puede colaborar en esa formación y contribuir a la elaboración de materiales y documentos de capacitación (véase también el capítulo 21).

La capacitación del personal debe comprender siempre la enseñanza de métodos seguros para utilizar procedimientos peligrosos que habitualmente afectan a todo el personal de laboratorio y que entrañan los siguientes riesgos:

  1. Riesgo de inhalación (es decir, formación de aerosoles): uso de asas, siembra de placas de agar, pipeteo, preparación de frotis, apertura de recipientes de cultivo, toma de muestras de sangre/suero, centrifugación, entre otros.
  2. Riesgo de ingestión al manipular muestras, frotis y cultivos.
  3. Riesgo de inoculación cutánea al emplear jeringuillas y agujas.
  4. Riesgo de mordeduras y arañazos en la manipulación de animales.
  5. Manipulación de sangre y otros materiales patológicos potencialmente peligrosos.
  6. Descontaminación y eliminación de material infeccioso.


Manipulación de desechos

Se considera desecho todo aquello que debe descartarse.
En los laboratorios, la descontaminación y la eliminación de desechos son operaciones estrechamente relacionadas. En el trabajo cotidiano, son pocos los materiales contaminados que es preciso retirar del laboratorio o destruir. La mayor parte de la cristalería, los instrumentos y la ropa del laboratorio vuelve a utilizarse o se recicla.

El principio básico es que todo el material infeccioso ha de ser descontaminado, esterilizado en autoclave o incinerado en el laboratorio.

Las principales preguntas que hay que hacerse antes de eliminar cualquier objeto o material de un laboratorio que trabaja con microorganismos o tejidos animales potencialmente infecciosos son las siguientes:

  1. ¿Se han descontaminado o desinfectado realmente los objetos o el material por un procedimiento aprobado?
  2. De lo contrario, ¿se han embalado con un método aprobado para ser incinerados inmediatamente in situ o transferidos a otro laboratorio que tenga capacidad para incinerar?
  3. ¿Entraña la eliminación de los objetos o materiales descontaminados algún otro peligro, biológico o de otra clase, para quienes realizan las operaciones de eliminación inmediata o para quienes puedan entrar en contacto con los objetos o materiales desechados fuera del recinto del laboratorio?


Descontaminación

El tratamiento en autoclave de vapor constituye el método de elección para todos los procesos de descontaminación. El material destinado a la descontaminación y eliminación debe introducirse en recipientes (por ejemplo en bolsas de plástico resistentes al tratamiento en autoclave) que tengan un código de color para indicar si el contenido ha de pasar a la autoclave o a la incineración. Sólo se recurrirá a otros métodos si éstos eliminan o destruyen los microorganismos (para más detalles, véase el capítulo 14).

Procedimientos de manipulación y eliminación de material y desechos contaminados Deberá adoptarse un sistema de identificación y separación del material infeccioso y sus recipientes. Se seguirán las normas nacionales e internacionales y se tendrán en cuenta las siguientes categorías:

  1. Desechos


Otras entregas de este suplemento:
 
  Otros Riesgos
::
¿Por qué son peligrosas las excavaciones?
::
¿Tengo que Usar un Respirador?
::
5 consejos para evitar los problemas de salud que puede causar el trabajo por turnos
::
Advertencia de peligro.Precauciones que debe tomar cuando trabaje con sierras eléctricas.
::
Advertencia de Peligro: Arneses de protección contra caídas
::
Advertencia de Peligro: Disolventes en la Construcción
::
Advertencia de peligro: Peligros biológicos en plantas de tratamiento de aguas negras y desechos
::
Advertencia de peligro: Cómo trabajar en los andamios sin exponerse al peligro
::
Advertencia de Peligro: Escaleras Portátiles Seguridad
::
Advertencia de peligro: Respiradores con purificador de aire para usar en la construcción
::
Advertencia de peligro: Riesgo eléctrico en la construcción - Información para trabajadores no electricistas.
::
Advertencia de peligro: Ruido de construcción
::
Andamios perimetrales fijos - Parte 01
::
Andamios perimetrales fijos - Parte 02
::
Andamios perimetrales fijos - Parte 03
::
Andamios perimetrales fijos - Parte 04
::
Andamios perimetrales fijos - Parte 05
::
Andamios perimetrales fijos - Parte 06
::
Aspectos Legales
::
Aspectos Técnicos
::
Aspectos Técnicos - Condiciones Higiénico-Ambientales en Obra
::
Condiciones Generales del Ambito de Trabajo
::
Consejos para ciclistas y motociclistas
::
Demoliciones
::
Enciclopedia de la Salud y Seguridad en el Trabajo. 01 - Riesgos de salud y seguridad en el sector de la construcción
::
Enciclopedia de la Salud y Seguridad en el Trabajo. 02 - Riesgos para la salud en obras subterráneas
::
Enciclopedia de la Salud y Seguridad en el Trabajo. 03 - Servicios preventivos sanitarios en la construcción
::
Enciclopedia de la Salud y Seguridad en el Trabajo. 05 - Factores de organización que afectan a la salud y la seguridad
::
Enciclopedia de la Salud y Seguridad en el Trabajo. 06 - Gestión de calidad y prevención integradas
::
Enciclopedia de la Salud y Seguridad en el Trabajo. 07 - Principales sectores
::
Enciclopedia de la Salud y Seguridad en el Trabajo. 08 - Tipos de proyectos y sus riesgos asociados
::
Enciclopedia de la Salud y Seguridad en el Trabajo. 09 - Zanjas
::
Enciclopedia de la Salud y Seguridad en el Trabajo. 10 - Herramientas
::
Enciclopedia de la Salud y Seguridad en el Trabajo. 15 - Estudios de casos: Prevención de las dermatosis profesionales entre los trabajadores expuestos al polvo de cemento
::
Enciclopedia de la Salud y Seguridad en el Trabajo. 16 - Asfalto
::
Enciclopedia de la Salud y Seguridad en el Trabajo. 17 - Grava
::
Enconfrado horizontal. Puntuales telescópicos de acero. Parte 1
::
Enconfrado horizontal. Puntuales telescópicos de acero. Parte 2
::
Exceso de calor en la construcción
::
Hormigoneras
::
Ingreso a lugares confinados. Parte 1
::
Ingreso a lugares confinados. Parte 3
::
Ingresos a lugares confinados. Parte 2
::
La seguridad al caminar / superficies de trabajo
::
Lesiones en los ojos
::
Los Peligros del alcohol en los choferes del transporte
::
Manual de Bioseguridad en el Laboratorio. 01- Directrices en materia de bioseguridad. Parte 2
::
Manual de Bioseguridad en el Laboratorio. 01- Directrices en materia de bioseguridad. Parte 3
::
Manual de Bioseguridad en el Laboratorio. 02- Bioprotección en el laboratorio
::
Manual de Bioseguridad en el Laboratorio. 03- Equipo de laboratorio
::
Manual de Bioseguridad en el Laboratorio. 04 - Técnicas microbiológicas apropiadas. Parte 1
::
Manual de Bioseguridad en el Laboratorio. 04 - Técnicas microbiológicas apropiadas. Parte 2
::
Manual de Bioseguridad en el Laboratorio. 05 - Introducción a la Biotecnología
::
Manual de Bioseguridad en el Laboratorio. 06 - Seguridad química y eléctrica y protección contra incendios
::
Manual de Bioseguridad en el Laboratorio. 07 - Organización y formación en materia de seguridad
::
Manual de Bioseguridad en el Laboratorio. 08 - Lista de comprobación de la seguridad
::
Manual de Bioseguridad en el Laboratorio. 09 - Referencias, anexos e índice alfabético. Parte 1
::
Manual de Bioseguridad en el Laboratorio. 09 - Referencias, anexos e índice alfabético. Parte 2
::
Manual de Seguridad. Parte 1
::
Manual de Seguridad. Parte 10
::
Manual de Seguridad. Parte 11
::
Manual de Seguridad. Parte 12
::
Manual de Seguridad. Parte 13. Anexo 1
::
Manual de Seguridad. Parte 14. Anexo 2
::
Manual de Seguridad. Parte 2
::
Manual de Seguridad. Parte 3
::
Manual de Seguridad. Parte 4
::
Manual de Seguridad. Parte 5
::
Manual de Seguridad. Parte 6
::
Manual de Seguridad. Parte 7
::
Manual de Seguridad. Parte 8
::
Manual de Seguridad. Parte 9
::
Máquinas para movimientos de tierras
::
Medidas de seguridad básicas para trabajos con gas
::
Normas de conducción segura - Parte 01
::
Normas de conducción segura - Parte 02
::
Normas de Prevención en las Instalaciones y Equipos de Obra
::
Nuevas herramientas para el acabado del cartón - yeso podrían reducir el riesgo de lesiones
::
Plataforma elevadora móvil del personal Parte 01
::
Plataforma elevadora móvil del personal Parte 02
::
Preguntas frecuentes
::
Prevención de caídas de trabajadores por tragaluces y aberturas de techos y pisos
::
Prevención de riesgos en demoliciones manuales
::
Programa de trabajo seguro en alturas y manejo de andamios. Parte 1
::
Programa de trabajo seguro en alturas y manejo de andamios. Parte 2
::
Programa de trabajo seguro en alturas y manejo de andamios. Parte 3
::
Programa de trabajo seguro en alturas y manejo de andamios. Parte 4
::
Programa de trabajo seguro en alturas y manejo de andamios. Parte 5
::
Programa de trabajo seguro en alturas y manejo de andamios. Parte 6
::
Programa de trabajo seguro en alturas y manejo de andamios. Parte 7
::
Radiación ultravioleta
::
Redes de seguridad. Parte 1
::
Redes de seguridad. Parte 2
::
Riesgos derivados del almacenamiento de granos - 1º Parte
::
Riesgos derivados del almacenamiento de granos - 2º Parte
::
Riesgos derivados del almacenamiento de granos - 3º Parte
::
Riesgos derivados del almacenamiento de granos - 4º Parte
::
Riesgos derivados del almacenamiento de granos - 5º Parte
::
Riesgos higiénicos en el tratamiento superficial de metales - Parte 01 - Preparado mecánico
::
Riesgos higiénicos en el tratamiento superficial de metales - Parte 02 - Preparado químico
::
Riesgos higiénicos en el tratamiento superficial de metales - Parte 03 - Electropulido y recubrimiento
::
Riesgos higiénicos en el tratamiento superficial de metales - Parte 04 - Recubrimiento (cont)
::
Riesgos higiénicos en el tratamiento superficial de metales - Parte 05 - Recubrimiento (cont)
::
Seguridad en el almacenamiento de madera - Parte 01
::
Seguridad en el almacenamiento de madera - Parte 02
::
Seguridad en el almacenamiento de madera - Parte 03
::
Seguridad en el almacenamiento de madera - Parte 04
::
Seguridad en el hogar - Chequeo para la seguridad en su hogar
::
Seguridad en el hogar - Juguetes y accidentes
::
Seguridad en el hogar - Parte 01
::
Seguridad en el hogar - Parte 02 - Intoxicaciones, alergias e irritaciones
::
Seguridad en el hogar - Parte 03 - Quemaduras
::
Seguridad en el hogar - Parte 04 - Incendio y explosión
::
Seguridad en el hogar - Parte 04 - Incendio y explosión
::
Seguridad en el hogar - Parte 05 - Electrocución
::
Seguridad en el hogar - Parte 06 - Asfixia respiratoria
::
Seguridad en el hogar - Parte 07 - Heridas
::
Seguridad en el tránsito - Parte 01
::
Seguridad en el uso de Andamios y Escaleras - 1º Parte
::
Seguridad en el uso de Andamios y Escaleras - 2º Parte
::
Seguridad en escuelas - Parte 01
::
Seguridad en escuelas - Parte 02
::
Seguridad en escuelas - Parte 03
::
Seguridad en escuelas - Parte 04
::
Seguridad en escuelas - Parte 05
::
Seguridad en escuelas - Parte 06
::
Seguridad en la ruta. Trabajo Nocturno
::
Seguridad en las Carreteras: Seguridad del operador
::
Seguridad en las carreteras: Seguridad del vigilante
::
Seguridad en Rutas
::
Sistema de barandillas con postes y ménsulas
::
Sistemas de barandillas
::
Trabajos en recintos confinados
::
Uso seguro de los cilindros


 

Suscríbase al boletín
Envíenos su artículo
Agregue su Curso
Agregue su Foro
Publicite
Solicite Presupuesto
 
Av. Rivadavia 18.451 - 1º piso
Morón (B1708EIL) Pcia. Bs. As. ARGENTINA
Tel/Fax: 54 - 011 - 4627-4383 (Líneas Rotativas)
Copyright © 2001-2002 Estrucplan Consultora S.A. Argentina. Todos los derechos reservados
webmaster@estrucplan.com.ar