• Página de inicio
• Agregar como favorito
• Recomiéndenos
• Agreganos a tu GoogleBar
Servicios de la Consultora

- CONTÁCTENOS -

Buenos Aires
Tel: 011-4627-4383
info@estrucplan.com.ar

PATAGONIA
Tel: (02284) 420-740
patagonia@estrucplan.com.ar


CUYO - CENTRO
Tel: (0260) 15-404-5678
cuyo@estrucplan.com.ar


LITORAL
Tel: (011) 15-5809-1834
litoral@estrucplan.com.ar





Editorial

Minería sustentable.

Fabián Valentinuzzi



Matrices de requisitos Legales on line


Monitoreos de Ambientales y de Seguridad


Encuesta
¿Qué tipos de generación de energía deben privilegiarse en la redefinición de la matriz energética argentina?
Nuclear
Hidroeléctrica
Solar
Eólica
No se necesita redefinición

 


Fecha de Publicación: 6/6/2003
Impactos Ambientales y Actividades Productivas

Transmisión y distribución de electricidad



Descripción del ámbito de actividad


Adecuados sistemas de abastecimiento eléctrico constituyen una porción importante de la infraestructura técnica de un país. Estos sistemas se articulan en plantas de generación y transmisión y en instalaciones para la distribución del fluido eléctrico.

El presente capítulo abarca: el proyecto, la construcción y la explotación de todas las instalaciones técnicas que se requieren para la transmisión y distribución de la energía eléctrica.

Se entiende por transmisión al transporte de energía eléctrica desde la usina o planta generadora hasta un centro de consumo. Lo que caracteriza a la transmisión es el transporte de potencia eléctrica a distancias comparativamente grandes, con ayuda de sistemas de alta y media tensión. Según la ubicación de las usinas eléctricas respecto de los centros de consumo, puede ocurrir que, durante el trayecto, se vean afectadas diferentes formaciones paisajísticas y vegetales.

Se entiende por distribución al transporte ulterior del fluido eléctrico hasta cada uno de los usuarios. Por regla general, esto significa transportarlo a distancias más bien pequeñas dentro de zonas habitadas, utilizando instalaciones de media y baja tensión.

Los dispositivos técnicos para la transmisión y distribución se dividen en:

Líneas aéreas
Cables
Subestaciones transformadoras y de distribución.

Impacto ambiental y medidas de protección

La construcción y explotación de las instalaciones mencionadas, producen impactos ambientales directos. El alcance y la intensidad de estos efectos dependen en gran medida de las condiciones físicas y de la correcta planificación.

A continuación, se describen los impactos directos de las instalaciones de transmisión de energía eléctrica, no sólo sobre el medio ambiente natural:

recursos (agua, suelo, aire)
sistemas ecológicos (flora y fauna, biocenosis interrelacionadas),

sino también sobre el ser humano:

salud, protección y seguridad laboral;
condiciones socioeconómicas y socioculturales; y
sensibilidad visual.

También se mencionarán los impactos indirectos.

2.1 Efectos sobre el medio ambiente natural

Suelo, agua, aire

El tendido y la explotación segura de líneas aéreas en zonas boscosas, exige la formación y mantenimiento de picadas (franjas de electroducto) cuyo ancho puede ser de 25 a 100 m según el tamaño de la línea aérea. Para la construcción y el mantenimiento de las líneas pueden requerirse caminos o veredas, con lo que se destruyen reservas forestales en forma permanente. Al destruirse la cubierta vegetal original, el suelo queda expuesto, al menos temporalmente, a la incidencia de los agentes climáticos (calor, heladas y lluvia), lo que implica severos riesgos de erosión. Esta erosionabilidad se incrementa aún más por la compactación que sufre el suelo como consecuencia del tránsito de vehículos que van y vienen del obrador. La superficie así desgastada solamente podrá ser utilizada en forma condicionada para otros aprovechamientos. Cuando una franja de electroducto ya no puede ser utilizada con fines silvícolas (peligro de descargas a tierra), debe plantarse césped debajo de las líneas de conducción con el fin de disminuir la erosión. Seleccionando componentes que requieren poco espacio y escaso mantenimiento (recurriendo, por ej., a sistemas que pasan por sobre el bosque y aplicando la técnica SF6) puede disminuirse considerablemente el espacio necesario para las instalaciones.

La construcción de bases para los postes y torres en taludes empinados, exigen un conocimiento detallado del subsuelo y, si no se planifica y ejecuta en forma técnicamente correcta, los taludes pierden estabilidad y pueden producirse deslizamientos.

Por una parte, la construcción de subestaciones transformadoras y de distribución afecta una superficie de terreno en forma permanente; por otra parte, algunos componentes de estas estructuras (transformadores, condensadores, bobinas de puesta a tierra y, en parte, algunos cables subterráneos) contienen grandes cantidades de refrigerantes y aislantes (aceite mineral u otros líquidos, que contienen en ciertas circunstancias bifenilos policlorados (PBC) que son sustancias sumamente tóxicas). Cuando se producen fugas de estas sustancias, pueden contaminarse tanto el suelo como el agua subterránea.

Para evitar la contaminación del suelo y del agua subterránea, debe preverse la instalación de piletas colectoras y de eliminación apropiadas.

Fauna y flora

Durante la etapa constructiva de las líneas e instalaciones de distribución se contaminan y posiblemente, se perjudican en forma permanente la flora y fauna circundante, por efecto del ruido y los tóxicos que ingresan al biotopo a través de las máquinas empleadas.

En zonas boscosas surge en el ámbito de la picada un microclima diferente (mayor insolación, movimiento más pronunciado del aire, distinta distribución de temperaturas) lo que conduce a una modificación del sistema ecológico local.

Según el recorrido de la traza, puede aumentar en las picadas el peligro de clavero para el bosque aledaño.

Con frecuencia se recurre al fuego y a herbicidas para crear las picadas y mantenerlas limpias. Puesto que esto afecta considerablemente a la flora y fauna, deberían evitarse estas prácticas en la medida de lo posible.

El posible seccionamiento o aislamiento de biotopos pequeños y su destrucción a mediano plazo por las líneas aéreas, también deberá tenerse en cuenta.

Las líneas aéreas involucran en general cuatro peligros principales para el mundo de las aves, a saber:

desvalorización de zonas de cría
colisión de aves con los hilos de las líneas (especialmente las aves de migración nocturna)
muerte de aves por descargas eléctricas, al tocar simultáneamente dos cables o un cable y el poste (líneas de media tensión)
perturbación de la "brújula magnética" de los sistemas de navegación de las aves.

La población de especies de aves de mayor porte se ve diezmada por las líneas aéreas (en la República Federal de Alemania, 70% de las muertes de cigüeñas blancas se deben a descargas eléctricas).

Los cortocircuitos y otros defectos en el interior de las subestaciones transformadoras y de distribución pueden provocar incendios, aunque esto rara vez ocurre, que destruyen la flora y fauna circundante.

Las franjas de electroductos formadas para tender las líneas y construir sus fundaciones y las veredas para su mantenimiento, pueden conducir a los mismos impactos ambientales que otras rutas de comunicación vial (especialmente debido a que se abre camino a la explotación y urbanización véanse también los capítulos de Planificación del tráfico y Construcción y mantenimiento de redes viales; construcción de de caminos rurales)

Medidas para minimizar y evitar estos efectos

Los impactos antes mencionados pueden ser minimizados o evitados, si durante la planificación y construcción de las líneas aéreas se tienen en cuenta los siguientes puntos:

considerar posibles alternativas a la nueva construcción de líneas aéreas como, por ej., modificación, aprovechamiento normal/múltiple de líneas existentes;
insertar las líneas aéreas en las trazas de estructuras viales y conductos existentes;
adecuar el recorrido de las trazas a las estructuras paisajísticas naturales, es decir, evitar el paso de líneas aéreas por lugares muy visibles en el paisaje como cumbres, crestas o lomas, riscos, etc.;
utilizar postes/torres de gran altura que permitan el tendido de líneas aéreas por encima de los bosques y aumentar la distancia entre poste y poste, con lo que se logra disminuir sensiblemente la desvalorización del paisaje o del bosque;
evitar que las trazas pasen por reservas naturales y otras áreas protegidas, por espacios bio-ecológicamente importantes y zonas de recreo y descanso;
colocar elementos como vainas aislantes, caperuzas de protección, plataformas de asentamiento y nidificación en los postes de las líneas aéreas de media y baja tensión para proteger a las especies de aves;
prever la necesidad de insertar en el futuro otras líneas, posibilitando un uso múltiple de la traza (líneas aéreas múltiples);
seleccionar el tipo de poste más adecuado (torres reticuladas, de caños de acero, postes de hormigón o de madera), la forma de poste correcta (orden y tamaño de los travesaños) y utilizar conductores aislados en haz para las líneas de media y baja tensión, para disminuir el espacio requerido;
utilizar cables (aislados) en lugar de hilos eléctricos (no aislados) en las líneas aéreas para reducir las superficies y el espacio requeridos, aunque las trazas de los cables también deben mantenerse lejos de los árboles. (No obstante, el uso de cables resulta también problemático por razones económicas y técnicas, puesto que son muy costosos y se requiere personal altamente calificado para los trabajos de reparación.
ejercer un control continuo sobre la seguridad en los establecimientos para impregnación de la madera y reemplazar las sustancias impregnantes que contienen alquitrán por otras sustancias (de base salina) más favorables al medio ambiente o utilizar maderas impregnadas al vacío o a alta presión, permite minimizar los riesgos de contaminación del suelo y de las aguas subterráneas;
recubrir el suelo destapado con tierra vegetal y sembrar pasto para reconstruir una cubierta vegetal continua con el fin de prevenir la erosión del suelo. En zonas climáticas con épocas de lluvia, conviene realizar estas tareas al comenzar el período lluvioso dado que, de no hacerlo, es probable que al escurrirse el agua de lluvia arrastre gran parte del suelo;
modificar y reforzar las líneas aéreas existentes para ahorrar energía y líneas adicionales;
reforestar las superficies donde se ha trabajado para tender líneas aéreas por encima de zonas boscosas.

2.2 Salud, seguridad laboral y previsión social del ser humano

Accidentes

La vida y la salud del ser humano están expuestas al peligro de sufrir accidentes eléctricos y graves quemaduras, en primer lugar por contacto accidental con partes de las instalaciones cargadas de electricidad o por el ingreso a instalaciones donde no se han tomado las medidas de seguridad suficientes; y en segundo lugar, por los incendios provocados por cortocircuitos.

El peligro de accidentes es especialmente alto por los siguientes motivos:

inobservancia de los reglamentos técnicos referentes a medidas de seguridad necesarias durante el proyecto y construcción de las instalaciones (uso de materiales de calidad inferior, dimensionamiento insuficiente, ejecución desprolija de la construcción, no respetar las distancias de seguridad prescritas), conduce a instalaciones técnicamente inseguras;
formación inadecuada del personal de explotación respecto de la necesidad de cumplir con las medidas de seguridad;
concientización insuficiente de la población sobre los peligros que encierran las instalaciones eléctricas, lo que conduce a comportamientos erróneos como trepar a los postes, ingresar sin autorización a estaciones de distribución, no protegerse la vista, conexiones clandestinas a la red, etc.
Antiguamente se utilizaban e incluso en algunos casos aislados aún se utilizan bifenilos policlorados (PCB, ascarel/clorofeno) como líquidos electroaislantes no inflamables en transformadores y condensadores. Los PCB son altamente tóxicos, se enriquecen a medida que recorren la cadena alimentaria, producen daños crónicos a la salud y son cancerígenos. Además, cuando se queman, por ejemplo durante incendios en su entorno, se forman dioxinas y furanos que son extraordinariamente tóxicos.
Actualmente está prohibido en muchos países el uso de bifenilos policlorados en instalaciones eléctricas, con unas pocas excepciones (por ej., en instalaciones eléctricas en la minería subterránea).
Las sustancias para impregnación de postes de madera, que contienen alquitrán constituyen un peligro para la salud, puesto que pueden producir dermatitis, entre otras dolencias.
Es posible disminuir o incluso evitar completamente los riesgos mencionados, de la siguiente manera:
seleccionar y dimensionar correctamente los componentes de las instalaciones;
colocar dispositivos de seguridad para evitar el ingreso no autorizado a las instalaciones y para impedir el trepado a los postes de alta tensión;
disminuir el riesgo de incendio utilizando líquidos aislantes incombustibles o transformadores secos y tabiques de material refractario;
desistir en las nuevas instalaciones del uso de líquidos aislantes y refrigerantes que contengan PCB; prever su eliminación segura y reponer, por ejemplo, los transformadores antiguos;
proveer al personal de explotación de ropa de trabajo de seguridad adecuada, herramientas apropiadas e instrumentos de control;
mejorar la formación del personal de explotación mediante cursos de capacitación y perfeccionamiento;
implementar campañas de concientización para la población involucrada, sobre los peligros que acechan en las instalaciones eléctricas.

Impacto de los campos eléctricos y magnéticos sobre la salud

De acuerdo con el estado actual de los conocimientos, que se apoyan en observaciones y experimentos de larga data llevados a cabo en muchos países, los campos eléctricos o magnéticos que se crean por el manejo de instalaciones de transmisión y distribución eléctrica (frecuencias de 50 y 60 Hz) no ejercen efectos nocivos sobre la salud humana.

Según una publicación de la OMS relacionada con los efectos de campos magnéticos sobre la salud humana, no puede comprobarse ninguna reacción biológica con campos magnéticos de hasta 0,4 mT de intensidad con 50 ó 60 Hz. Los campos magnéticos generados por las líneas aéreas alcanzan en el suelo que se encuentra debajo de ellas una fuerza máxima de 0,055 mT con las frecuencias antes mencionadas.

Contaminación por ruido

Los transformadores en las subestaciones transformadoras y distribuidoras generan, cuando están en funcionamiento, un zumbido uniforme que molesta en las zonas habitadas. Esta dificultad puede superarse utilizando transformadores silenciosos o mediante medidas constructivas (a suficiente distancia).

2.3 Desvalorización visual del paisaje

Las líneas aéreas constituyen una molestia visual. El grado de molestia dependerá de:

las dimensiones de las líneas así como del tipo y la forma de los postes;
- la concentración de líneas aéreas en una zona;
el recorrido de la traza, o la visibilidad de la línea aérea, es decir, la adecuación de la traza al paisaje (color, no pasar por cumbres);
el uso de las áreas afectadas (paisaje natural, de cultivo, densidad del asentamiento humano, zona industrial o urbana, etc.).
El valor turístico de los paisajes o regiones disminuye por las molestias visuales que significan las líneas eléctricas.
Las medidas antes enumeradas tienen igualmente validez para evitar la interferencia visual.

2.4 Efectos socioeconómicos y socioculturales

Los impactos directos sobre el ámbito socioeconómico o sociocultural, emergentes de la construcción y explotación de instalaciones de transmisión y distribución son, cuando realmente ocurren, de poca importancia. Se pueden mencionar a lo sumo, considerables molestias para la recepción radial y televisiva por descargas corona (fosforescencia y descargas libres de los hilos conductores por dimensionamiento insuficiente de las secciones de los conductores y disposición de los mismos (conductores en haz))

Los impactos indirectos surgen del objetivo mismo de estas instalaciones, que es mejorar las condiciones de vida al abastecer a una región o a un centro con energía eléctrica. Esto no sólo aumenta el confort público y privado (por ej.: ahorro de tiempo y simplificación del trabajo), sino también promueve o reactiva, juntamente con otras medidas de infraestructura técnica, las actividades económicas, fomenta la creación de puestos de trabajo (reduce la desocupación) y contribuye a la racionalización de la producción.84

84Surgen además impactos ambientales negativos por la generación de energía, cuando la demanda aumenta debido a que las tarifas no cubren los gastos.

Por otra parte se ha visto, que el desarrollo de una región debido, entre otros factores, a la electrificación, lleva a que el grupo humano involucrado pierda sus costumbres y modos de vida tradicionales, su identidad cultural, así como sus nexos y estructuras culturales y sociales. Además se crea un efecto de succión sobre las regiones vecinas que genera migraciones y contribuye a la formación de nuevos centros poblados.

 



 

Suscríbase al boletín
Envíenos su artículo
Agregue su Curso
Agregue su Foro
Publicite
Solicite Presupuesto
 
Av. Rivadavia 18.451 - 1º piso
Morón (B1708EIL) Pcia. Bs. As. ARGENTINA
Tel/Fax: 54 - 011 - 4627-4383 (Líneas Rotativas)
Copyright © 2001-2002 Estrucplan Consultora S.A. Argentina. Todos los derechos reservados
webmaster@estrucplan.com.ar