• Página de inicio
• Agregar como favorito
• Recomiéndenos
• Agreganos a tu GoogleBar
Servicios de la Consultora

- CONTÁCTENOS -

Buenos Aires
Tel: 011-4627-4383
info@estrucplan.com.ar

PATAGONIA
Tel: (02284) 420-740
patagonia@estrucplan.com.ar


CUYO - CENTRO
Tel: (0260) 15-404-5678
cuyo@estrucplan.com.ar


LITORAL
Tel: (011) 15-5809-1834
litoral@estrucplan.com.ar





Editorial

Minería sustentable.

Fabián Valentinuzzi



Matrices de requisitos Legales on line


Monitoreos de Ambientales y de Seguridad


Encuesta
¿Qué tipos de generación de energía deben privilegiarse en la redefinición de la matriz energética argentina?
Nuclear
Hidroeléctrica
Solar
Eólica
No se necesita redefinición

 


Fecha de Publicación: 2/3/2005
Riesgos en Máquinas, Equipos e Instalaciones

Informe específico sobre locales de carga de baterías de plomo- Acido sulfúrico II


Precauciones con el electrolito (disolución de ácido sulfúrico)

Los tapones de respiración de la parte superior de la batería disponen de un pequeño orificio para ventilar y evitar un aumento de presión por los gases generados y están diseñados para mantener el electrolito en el interior de la batería y evitar la entrada de suciedad. Hay que revisar periódicamente que no estén obstruidos. Las pérdidas de ácido originan corrosión y deposición de sulfato de cobre en los bornes de la batería y los terminales de los cables. Después de su limpieza y una correcta conexión se recomienda recubrirlos con una capa de vaselina filada o grasa para terminales de batería.

Medidas de seguridad en la manipulación de las baterías

Los vehículos o las carretillas elevadoras se deben situar correctamente aparcados en un lugar señalizado y con el freno aplicado antes de efectuar el cambio o la carga de la batería.

En el montaje de las baterías después de su carga se debe asegurar su buen encaje y firme sujeción al vehículo.

Utilizar medios mecánicos para el movimiento de la batería hasta la zona de carga.

Condiciones de seguridad e higiene en los locales de carga

“Se entiende como local de carga de baterías aquel en el que se cargan baterías en grandes series, fuera de los equipos y vehículos que las utilizan” .

El local debe ser construido de materiales incombustibles, cubierto con un techo ligera en previsión de explosiones y sin dependencias con ocupación de personas en el piso superior.

La puerta de acceso deberá abrir hacia fuera y estará normalmente cerrada.

El suelo debe ser impermeable, resistente a los ácidos y tener una pendiente para la eliminación de posibles derrames de ácido.

El local no debe dedicarse a otros objetivos que los previstos. No deben almacenarse productos combustibles.

Se debe proceder a una limpieza frecuente del local y a una eliminación mediante aspiración del polvo de los vasos de la batería cuidando de no succionar electrolito.

La calefacción del local solamente se debe hacer por fluido calefactor (aire, agua o vapor de agua) y la temperatura de la envoltura exterior de los conductos no debe exceder de 150 °C.

Equipos cargadores

La mayoría de cargadores existentes son automáticos. Si no lo son, debe regularse la capacidad de carga de las baterías. Se debe verificar el buen funcionamiento del cargador y controlar la intensidad de la corriente de carga.

La operación de carga se debe hacer de la siguiente manera:

•  Revisar el estado de los tapones de respiración por si hubiera obstrucción en su orificio.

•  Al mismo tiempo se debe verificar el nivel del electrolito y rellenar con agua destilada o desmineralizada si fuera necesario.

•  Se pueden dejar quitados o ligeramente desenroscados los tapones de las celdas de la batería según las instrucciones del fabricante

•  Luego se conectan los polos correspondientes de la batería y del cargador, cuidando la coincidencia de la polaridad de ambos.

•  Finalmente se conecta el cargador a una toma de corriente alterna.

La desconexión se realiza:

Desconectando en primer lugar el cargador de la red eléctrica.

Después se desconectan los conectores de la batería.

Finalmente se recolocan los tapones.

Es preferible disponer de terminales de cable con atornillado protegido, en vez de conectores de pinzas de cocodrilo.

Respecto a la recomendación de quitar los tapones de la batería para la operación de carga tiene partidarios a favor y en contra. Los fabricantes de baterías generalmente recomiendan mantener cerrados los tapones. La reglamentación OSHA 1926.403 de EE.UU. indica que "cuando se carga una batería, los tapones de respiración se deberán mantener en su sitio para evitar salpicaduras de electrolito, asegurando el buen funcionamiento de los tapones de respiración". A continuación se indican consideraciones de interés al respecto, en función de si se quitan o no los tapones durante la carga.

•  Tapones quitados . La principal ventaja es una segura eliminación del hidrógeno generado a la atmósfera. Los inconvenientes son los siguientes: El desprendimiento importante de hidrógeno al final de la carga produce una ebullición que provoca salpicaduras de pequeñas gotitas de electrolito al exterior y hace perder capacidad a la batería. A su vez estas proyecciones de ácido pueden dar lugar a una corrosión de los terminales de cable o de partes metálicas exteriores a la batería. El orificio dejado abierto puede ser origen de una explosión de la caja de la batería si se aproximara un foco de ignición, por ejemplo una llama de un encendedor para ver el nivel del electrolito. También pueden caer partículas conductoras dentro de la batería y ocasionar cortocircuito entre las placas y dejarla fuera de servicio.

•  Tapones puestos . El inconveniente mayor reside en el riesgo de estallido de la batería por sobrepresión interna de los gases desprendidos. Este riesgo puede estar paliado por la existencia en las baterías de plomo-ácido de un pequeño orificio en la rosca fileteada del tapón. De ahí la importancia de revisar que no estén obturados esos orificios por polvo, suciedad o depósitos de sulfato.

De estas consideraciones se puede concluir que:

•  Para regímenes de carga lenta en que se desprende poco hidrógeno y oxígeno se pueden dejar los tapones puestos, vigilar que no haya obturaciones en su orificio de respiración y sobretodo utilizar cargadores con control del final de carga.

•  En recargas rápidas o en el procesos de carga en fábrica se desprenden cantidades importantes de gases y se podría temer el estallido si hubiera obstrucción de los orificios, por lo cual se debería tener la batería muy limpia, revisar los orificios o al menos aflojar los tapones para evacuar los gases a través del fileteado de la rosca.

Ante dudas en la operación de carga atenerse a las instrucciones del fabricante, las cuales deben ser expuestas en un cartel junto al cargador.

Ventilación

La ventilación en un local de carga de baterías debe ser suficiente para evitar el sobrecalentamiento de las baterías y de los cargadores, para que la concentración de hidrógeno sea inferior al límite inferior de explosividad y para que la concentración de vapores de ácido sulfúrico sea inferior al valor límite.

La liberación de pequeñas cantidades de aerosoles y vapores ácidos hacia la atmósfera del local, normalmente no alcanza concentraciones tóxicas, pero corroe las piezas metálicas más cercanas, que a su vez desprenden algo de hidrógeno.

Derrames de ácido

Se debe disponer de agua corriente para la limpieza de las baterías y de los posibles derrames de ácido en el suelo. Éste debería ser de un material resistente a los ácidos. El suelo debería tener una ligera pendiente para asegurar el desagüe de derrames

El electrolito de la batería está compuesto de una disolución de ácido sulfúrico en agua con una concentración aproximada del 40% en peso de ácido. Es muy corrosivo y se debe almacenar en recipientes de plomo, vidrio o de plásticos resistentes. La mezcla de ácido concentrado y agua no es necesario hacerla en la mayoría de los talleres de baterías y requeriría unas medidas similares a las de la sosa cáustica por ser también corrosivo. Se debe recordar que jamás se debe añadir agua al ácido concentrado por su violenta reacción con proyección peligrosa del líquido. La operación se debe hacer añadiendo lentamente el ácido sobre el agua, al tiempo que se remueve constantemente la mezcla para evitar que el ácido concentrado, más pesado, se deposite en el fondo y para que se disipe el calor generado en la reacción. En los locales en que se manejen recipientes tipo garrafas, se debería tener un soporte para facilitar la inclinación de los mismos o un sistema de trasvase por sifón. Estos recipientes deben tener un respiradero para asegurar un trasvase sin interrupciones ni salpicaduras. Además no se deben mover sin su envoltura o caja de protección, ni estar almacenados en lugares de excesivo calor o con los rayos directos del sol.

Equipos de protección colectiva e individual

El mayor riesgo con el ácido de la batería se da en caso de salpicadura a los ojos. Se debe actuar de inmediato, rociando agua corriente sobre la parte afectada al menos durante varios minutos y con examen médico lo antes posible. No se debe utilizar disolución neutralizadora. Deberá procurarse atención médica inmediata. Si el contacto del ácido es con la piel también se debe lavar con abundante cantidad de agua. En caso de resultar con quemadura se debe seguir tratamiento médico. Como medida de protección en las situaciones de proyección de ácido, se requiere disponer de ducha y fuente lavaojos a una distancia máxima de 10 m de los puestos de trabajo, libres de obstáculos y debidamente señalizadas. Se deberán probar como mínimo una vez por semana y repararse de inmediato en caso de observarse alguna deficiencia.

En el local, el personal debe disponer para las operaciones con líquidos corrosivos de la ropa apropiada y de equipos de protección y primeros auxilios para ojos y cara, manos, pies y piernas, etc. Los equipos de protección individual se concretan en delantal, guantes cubrebrazos resistentes a los ácidos, pantallas faciales (o gafas de seguridad según la operación) y botas de seguridad.

Señalización

Se debe señalizar en el local:

•  Prohibición de fumar e introducir útiles con llama. Para inspeccionar el nivel del electrolito utilizar linternas antideflagrantes.

•  Riesgo corrosivo.



Otras entregas de este suplemento:
 
  Riesgos en Máquinas, Equipos e Instalaciones
::
Advertencia de Peligro: Bloqueo eléctrico y etiquetado de seguridad
::
Almacenamiento en estanterías metálicas. Parte 1
::
Almacenamiento en estanterías metálicas. Parte 2
::
Almacenamiento en estanterías metálicas. Parte 3
::
Cepilladora. Parte 1
::
Cepilladora. Parte 2
::
Cilindros curvadores de chapa
::
Colores y señales de seguridad según la norma IRAM 10005 - 1º Parte
::
Colores y señales de seguridad según la norma IRAM 10005 - 2º Parte
::
Escaleras manuales
::
Espacios Confinados - Parte 01 - Aspectos Generales y Riesgos Específicos
::
Espacios Confinados - Parte 02 - Procedimientos y Medidas preventivas
::
Extracción localizada - 1º Parte
::
Extracción localizada - 2º Parte
::
Extracción localizada - 3º Parte
::
Extracción localizada - 4º Parte
::
Herramientas Manuales - Normas básicas de uso seguro
::
Herramientas manuales (I): condiciones generales de seguridad
::
Herramientas manuales (II): condiciones generales de seguridad
::
Herramientas manuales (III): condiciones generales de seguridad
::
Informe específico sobre locales de carga de baterías de plomo- Acido sulfúrico I
::
Instalación de Máquinas y Equipos 1º Parte
::
Instalación de Máquinas y Equipos 2º Parte
::
Instructivo de seguridad en oficinas - Parte 01
::
Instructivo de seguridad en oficinas - Parte 02
::
Manejo de Materiales - Parte 01 - Normas de orden y limpieza
::
Manejo de Materiales - Parte 02 - Normas de almacenamiento de materiales
::
Manejo de Materiales - Parte 03 - Normas de movimiento de materiales
::
Máquinas con herramientas de muela abrasiva (rectificadoras y amoladoras)
::
Máquinas y Herramientas
::
Métodos de control de contaminantes químicos
::
Normas básicas para el uso de utilización de máquinas de mecanizado
::
Normas de mantenimiento mécanico
::
Normativa de Seguridad Industrial - Identificación de Cañerías
::
Offset. Seguridad
::
Orden y limpieza de lugares de trabajo. Parte 1
::
Orden y limpieza de lugares de trabajo. Parte 2
::
Pistolas - clavadoras neumáticas
::
Plegadoras
::
Prevención de lesiones en la instalación de paneles de yeso
::
Principales riesgos en estaciones de servicio
::
Riesgos generales y su prevención
::
Seguridad en Máquinas. Parte 1
::
Seguridad en el Uso de Soldadora Oxiacetilénica - Parte 01
::
Seguridad en el Uso de Soldadora Oxiacetilénica - Parte 02
::
Seguridad en la Soldadura Eléctrica
::
Seguridad en las carreteras: Golpeado o aplastado
::
Seguridad en las carreteras: Peligros de caídas
::
Seguridad en Máquinas. Parte 2
::
Seguridad en Máquinas. Parte 3
::
Seguridad en Máquinas. Parte 4
::
Seguridad en Máquinas. Parte 5
::
Señalización
::
Tupí: accesorios para la mejora de la seguridad.
::
Uso de Agujereadoras
::
Uso de Balancines
::
Uso de Fresadoras
::
Uso de Maquinas de Carpintería - Introducción y normas generales
::
Uso de sierra circular
::
Uso de sierra de cinta o sin fin
::
Uso de Tornos
::
Uso de tupí
::
Ventilación General - 1
::
Ventilación General - 2


 

Suscríbase al boletín
Envíenos su artículo
Agregue su Curso
Agregue su Foro
Publicite
Solicite Presupuesto
 
Av. Rivadavia 18.451 - 1º piso
Morón (B1708EIL) Pcia. Bs. As. ARGENTINA
Tel/Fax: 54 - 011 - 4627-4383 (Líneas Rotativas)
Copyright © 2001-2002 Estrucplan Consultora S.A. Argentina. Todos los derechos reservados
webmaster@estrucplan.com.ar