Fuente: Estrucplan On Line - www.estrucplan.com.ar - Salud, seguridad y medio ambiente en la industria

Agroquímicos
La problemática de los agroquímicos y sus envases, su incidencia en la salud de los trabajadores, la población expuesta y el ambiente. 20 - Norte de la Provincia de Santa fe, Provincia de Chaco, Provincia de Santiago del Estero. Parte 2

ESTUDIO COLABORATIVO MULTICÉNTRICO

III. Hallazgos

9. Relevamiento de los agroquímicos más utilizados en cada una de las áreas de estudio determinadas


El área de estudio para la realización de la encuesta quedo determinada a título 7, en la que como se dijo los cultivos son de tipo extensivo y en secano, y tomando como base el número de explotaciones agrícolas, se procedió a programar las entrevistas a los productores agrícolas del distrito Avellaneda:


9.1.
Inconvenientes encontrados:

Tal como lo determina la metodología propuesta se procedió a sortear los individuos a encuestar tomando como base el listado de productores entregado por la Secretaría de la Producción del distrito Avellaneda y se comenzó a realizar las encuestas mediante el grupo de encuestadores de la Universidad Tecnológica Nacional, Unidad Académica Reconquista. Este grupo de encuestadores está formado por seis personas pertenecientes al a carrera de Licenciatura en Administración Rural, los que si bien tenían experiencia en tareas similares, se capacitaron específicamente para la tarea a encarar.

El primer inconveniente encontrado fue que tal como se había previsto, para la campaña 2005/06 había variado el número de productores que se hallaban al frente de las EAP, por diversas razones, a saber, muerte del titular y sucesión de la tierra, arrendamiento, cambio de actividad, otras. Esta problemática llevó a que el número total de EAP a la fecha de la encuesta se limitara al número de 108 por lo que se debió hacer un nuevo recálculo de la muestra:

Número real de productores campaña 2005/06: 108
Número total de encuestas a realizar: 76

9.2. Caracterización de las explotaciones agrícolas encuestadas:

Se visitaron en total 76 EAP, las cuales cumplen con los requerimientos expresados en el punto 6.1.1

Se pudo verificar que el 36,8% de los encuestados son EAP de entre 100 y 500 ha, un 27,6% son explotaciones de 50 a 100 ha y el 22,4% son explotaciones entre 20 y 50 ha, lo que hace que la suma total entre 20 y 500 ha sea del 86,8%, debajo de las 20 ha solo se encuentran el 5,3% de los encuestados y por encima el 7,9%, pudiendo concluir primeramente que la superficie sembrada comienza a ser relativamente productiva por sobre las 20 ha.

En relación al número de has. destinadas a la agricultura pura en el distrito se sabe que las mismas llegan a un nº de 20283,7 y dentro de las encuestas realizadas se encuentran representadas un total de 14185 ha es decir se alcanzo a visitar aproximadamente el 69,93% de las ha agrícolas del distrito, lo que permite considerar que lo evaluado mediante las encuestas da una muestra bastante representativa de las prácticas usuales en relación al manejo de agroquímicos y sus envases.

Podemos mostrar una distribución aproximada de los cultivos en dicha superficie, haciendo solo una aproximación general surgida de las entrevistas, sin tener en cuenta las variaciones estacionales (cosecha fina, cosecha gruesa), ni la rotación usual de los cultivos.

Características de los encuestados: (tenencia de la tierra)

Cabe destacar que el mayor número de personas encuestadas son propietarios de los lotes que explotan (73,7%) y algunos además arriendan lotes vecinos, y viven dentro de sus propias explotaciones rurales y por lo general son los encargados de la toma de decisiones en cuanto a todo lo referente a los agroquímicos (compra, preparación, aplicación y disposición de envases) ya sea por cuenta propia o mediante la contratación de terceros.

Además el 100% de los encuestados son de sexo masculino, ya que en todas las entrevistas son los que se dijeron más idóneos para responder al encuestador, ya que ellos eran los que hacían el trabajo con este tipo de productos. En relación a la edad de los encuestados, la mayoría de los mismos se encuentra en el rango de 25 a 64 años (90,8%) encontrando solo 1 entre 15 y 24 años y ninguno por debajo de los 15 años.

Respecto al nivel de instrucción alcanzado, no se encontró ningún analfabeto y la mayoría de los entrevistados habían alcanzado la educación primaria completa (55,3%) alcanzando un alto porcentaje los de instrucción mayor al primario, es decir secundario incompleto, completo y terciario- universitario, un 43,5% en conjunto. Los casos de primaria incompleta se encontraban entre los entrevistados de mayor edad, la mayoría terminaron sus estudios primarios en épocas donde no existían escuelas rurales en la localidad, encontrándose entre los más jóvenes los niveles mayores de educación y un gran porcentaje de los que contestaron tener la escuela secundaria, tenían título de técnico agrónomo, impartido por la Escuela de la Familia Agrícola.

Respecto a la edad de inicio frente al trabajo con agroquímicos, los de mayor edad, comenzaron en general antes de los 15 años, ya que al terminar o abandonar la escuela primaria, se hacían cargo del trabajo de campo, marcando la diferencia con los mas jóvenes que comenzaron tareas de manejo de estos productos, luego de terminada la escuela secundaria.

Agroquímicos más utilizados según su marca comercial:


Respecto a los agroquímicos más usados, se dio la posibilidad a cada entrevistado para que nombrara los dos agroquímicos que mas utilizaba en su explotación, por nombre comercial y pueden expresarse los resultados obtenidos, según los siguientes gráficos:

De los gráficos se puede concluir que considerando las marcas Escoba, Glivic, Round up, Round up max y la nombrada como glifosato, tanto en primer o segundo lugar todas se refieren al herbecida selectivo especifico asociado a la soja transgénica, cuyo principio activo es el glifosato, y vemos que este es nombrado por 65 de los 76 entrevistados, lo que representa el 85,5% de los mismos. Igual podemos decir del insecticida denominado cipermetrina (piretrinas), que con sus otras marcas comerciales tales como Kalibre, Kalibre 25, es nombrada por 60 de los 76 entrevistados, lo que representa el 78,9% de los mismos.

En cuanto a la toxicidad de los dos agroquímicos más usados podemos decir que el glifosato está categorizado como banda verde PROBABLEMENTE SIN RIESGO TOXICOLOGICO y la cipermetrina está asociado a banda amarilla, MODERADAMENTE PELIGROSO es decir graficando:

Otros insecticidas como los fosforados endosulfan, perfection (dimetoato), metamidofos, alcanzan solo al 11,8% de los encuestados y están ligados a cultivos de rotación, como el maíz o girasol, lo mismo puede decirse de otros herbicidas tales como la atracina y la trifularina.

El porcentaje de entrevistados que admite usar fertilizantes llega al 5,2%.

Aparece un único caso donde se nombra a un arbusticida, denominado TOGAR BT52, relacionado a tareas de tala, cuyo principio activo es una mezcla de piclorán y triclopir, como se ve, dos clorados.

Cabe señalar además que el insecticida ENDOSULFAN, nombrado en 6 oportunidades, representando el 8% de los entrevistados, corresponde a un producto incluido por la COP1 del Convenio de Estocolmo como un contaminante orgánico persistente, en estudio a ser incluido dentro de los productos pasibles de restricciones a futuro.

Surge también de las respuestas encontradas que el número real de aplicaciones varía de campaña a campaña.

Evaluación del conocimiento de los productores en relación del principio activo de los agroquímicos usados:

En el siguiente gráfico se extractan las respuestas y el conocimiento de los encuestados sobre el principio activo de los agroquímicos aplicados, y se ve claramente en ella que el 92,8% no sabe que principio activo corresponde a cada agroquímico, y el 0,7% no respondió, aclarando como caso curioso que las denominadas principio activo cipermetrina y piretrinas, se refieren a drogas de la misma familia.

Estudio (parte del ciclo de vida) desde la venta de los agroquímicos y sus envases, desde la perspectiva de quien los aplica y su disposición final.


Prácticas de adquisición de los agroquímicos

La mayoría de las adquisiciones declaradas por los entrevistados se realizan en la cooperativa zonal, alcanzando estas al 86,8%.

La forma de adquisición representada en el siguiente gráfico muestra que en el 98,7% del los casos encuestados se adquieren los productos en envases cerrados.

Del mismo modo podemos decir que también por asesoramiento de los ingenieros de dicha cooperativa la mayoría de los productores no realiza trasvase y una vez adquirido, aplica el total del agroquímico.

En referencia al asesoramiento recibido por los encuestados se determino que se podrían agrupar en gran medida los ítems de asesoramiento por un organismo privado, proveedor e ingeniero, donde en general se está refiriendo al mismo origen de asesoramiento.

Es de destacar que ningún encuestado contesto que era asesorado por un organismo estatal.

En entrevistas particulares realizadas entre algunos vendedores de agroquímicos, se pudo corroborar que los productos mas comercializados en la misma corresponden a glifosato en cualquiera de sus marcas comerciales y a cipermetrina, es decir que esto concuerda con lo expresado por los productores encuestados.

Además como hecho sobresaliente, se hizo mención en dichas entrevistas, que los granos, en el resto de la cadena de comercialización, están sometidos a la acción de otros agroquímicos para su conservación dentro de los silos y su transporte, por ej. el denominado FOSFURO DE ALUMINO, que es un insecticida, gorgojicida y rodenticida de amplio uso en almacenaje de granos y cuyos efectos no han sido profundamente estudiados, reportándose casos de empleados de silos y camioneros que han sufrido intoxicaciones con este producto o similares.

El otro detalle a destacar es que por ley provincial los agroquímicos se venden bajo receta agronómica y con el debido asesoramiento profesional pero se verifica que la mayoría de los productores aplica los productos superando las dosis recomendadas y el número de aplicaciones por campaña.


Prácticas de aplicación de los agroquímicos

Respecto a la preparación de los agroquímicos 65 personas encuestadas respondieron que ellos mismos son los responsables de la preparación de los agroquímicos, es decir el 85,5% de los encuestados.

La mayoría de los productores se hallan informados de los métodos de uso de los agroquímicos, se ve que el total de productores asesorado por distintos medios llega al 96,1%, incluso algunos afirman haber recibido información de más de una fuente, siendo que solo 2 de ellos declaran no haber recibido información, (2,63%), pero a pesar de los altos niveles de formación declarados en estos temas, no se toman las precauciones en la manipulación de los mismos.

Esto puede verse claramente en el hecho que un 39,5% declara no utilizar ningún elemento de protección personal y los porcentajes de uso de otros elementos tales como guantes, no alcanzan el 50%, si bien existe un porcentaje que declara usar máscara y tener en cuenta condiciones climáticas especificas al aplicar, en la realización de las encuestas se verifico vía observación que en la práctica esto no es cierto al menos en un alto número de casos.

En relación a lo anterior es interesante ver el siguiente gráfico:

Respecto a las condiciones a tener en cuenta para la aplicación de los productos, la mayoría de los encuestados (92,1%) declara aplicar de mañana temprano o al atardecer y tener considerar el calor y el viento o al menos uno de ellos. Ambas medidas pueden ser apreciadas como buenas prácticas ya que tanto la hora del día como la temperatura influyen en la mayor o menor evaporación de los productos, y el viento regula su dispersión, lo que hace que al respetarlos el aplicador se halle potencialmente menos expuesto a la inhalación del producto.

Respecto al mantenimiento y controles del equipo de aplicación, el total de los productores dice realizarlo por si mismo, o no realizarlo, solo 4 encuestados respondieron que además de ellos, el equipo lo controla un organismo privado y 1 solo respondió que lo hace un organismo público, sin especificar cual.

Se puede también concluir que los productores más chicos no tienen equipos aplicadores propios, por su costo, Y SON EN GENERAL LOS QUE REUTILIZAN LOS ENVASES Prácticas relacionadas con el manejo de envases vacíos:

El producto más usado en la zona, glifosato, se comercializa en bidones de 20 lts de material plástico, y pueden encontrarse algunos envases del mismo material de 200 lts, aunque en menor medida. Actualmente está apareciendo la venta a granel, aún no muy difundida, donde existen surtidores de venta, ubicado en zona rural donde el producto es cargado directamente desde un tanque a la maquina aplicadora. Este método se halla favorecido por la existencia de una fábrica de este producto dentro del distrito lo que minimiza los costos de transporte de este producto a granel.

En menor medida se observan algunos envases metálicos, por lo gral para productos insecticidas.

Respecto de la cipermetrina, el insecticida más usado en la zona, se lo comercializa generalmente en botellas de vidrio de 1 lt y en bidones plásticos de 5 litros.

Los envases cuentan con etiqueta de plástico, colocada por presión, pero no pegada y solidaria al envase, lo que lleva a que sea muy fácil retirarla, romperla, e incluso al ser abandonados los envases a campo, las etiquetas se desprenden por la acción del sol y viento.

En relación al triple lavado, podemos ver en el siguiente gráfico que existe un alto porcentaje que dice no conocerlo:

y también que ante la pregunta que chequea el conocimiento especifico de cómo hacer este triple lavado entre los que dijeron conocerlo, se obtuvieron mayoría de respuestas incorrectas en relación a la secuencia de los pasos a seguir, omisión de los mismos, etc.

Respecto a las descargas al ambiente, la mayoría de los productores asegura aplicar todo el producto (81,6%) y el 61,8% declara volcar los líquidos de lavado de envases dentro de la fumigadora y un 39,5% dice volcarlo en el suelo, lo que en la práctica significa, que el mismo se vuelca en la cabecera de la chacra o en caminos internos para por ej. mantenerlos libres de malezas.

Respecto a la disposición final de los envases vacíos se puede decir que los mismos son mayoritariamente quemados, (51,3%) a cielo abierto, ya que no existen otros métodos para la combustión de los mismos en la zona. A esto hay que agregar que la mayoría de los vendedores recomiendan quemar los envases, inclusive es la recomendación dada por algunas aseguradoras de riesgos del trabajo y el método que figura en muchos documentos de la FAO, publicados en Internet.

Nos ilustra lo dicho el siguiente gráfico:

Otro alto porcentaje de envases es acumulado a campo, el número de respuestas de este tipo de práctica fueron 31, es decir un 40% del total de encuestados y algunos productores le da diversos usos, pero en la mayoría de los casos los envases de plástico luego de unos 3 años expuestos a la intemperie terminan por cuartearse y romperse “desapareciendo” según el decir de los que realizan esta práctica.

Un 17% de los productores declaran reutilizarlos, aunque especifican que para usos no peligrosos tales como guardar aceites, combustibles, usarlos como contenedores de tierra, para sostener toldos, lonas, las puntas de los silos bolsa, etc.

En relación a esto se demuestra preocupación ya que existe un problema real con las familias de escasos recursos (no agricultores) que reutilizan los envases (con o sin autorización del propietario o extrayéndolos de las propiedades particulares o del basural).

Unicamente 7 productores aseguran enterrar los envases y la mayoría sin tratamiento previo.

Fuente: http://www.ambiente.gov.ar


Suscríbase gratis a www.estrucplan.com.ar y reciba por mail nuestro boletín ambiental.