Buscador de Legislación
Guía de Empresas
Home - Página de Inicio
Artículos
Guía de Empresas
Legislación
Novedades
Como Favorito
Como Inicio
english page
Contenidos
Impacto Ambiental
Efluentes Gaseosos
Efluentes Líquidos
Residuos
Sistema de Gestión
 
 
Boletines
Ultimo Boletín
Ediciones Anteriores
Recomiéndelo
Boletines Exclusivos
 
Quienes Somos

Nuestros Servicios

Presupuestos
Contáctenos
 
 
Secciones
 
Sabía Ud....?
 
 

Impacto Ambiental

Elementos a tener en cuenta para una correcta Gestión Ambiental


Algunos elementos indispensables para la implementación de una Política Ambiental son los siguientes:

Debe contarse con un plan de emergencia, escrito y actualizado.
Debe contarse con un plan de mantenimiento general de la planta, escrito y actualizado.
Debe contarse con un Responsable de Seguridad e Higiene en el trabajo.
Debe contarse con un médico laboral.
Todos los trabajadores deben estar capacitados en el manejo de la maquinaria y en los riesgos que involucra su actividad así como en el destino de los residuos generados en su puesto de trabajo.
Las materias primas, productos terminados y residuos deben ser clasificados y almacenados selectivamente.
Las condiciones de almacenamiento deben ser tales de evitar o prevenir derrames, fugas y accidentes.
En caso de producirse un derrame o fuga, debe contarse con elementos destinados a la contención y al impedimento de la propagación.
El tratamiento, el transporte y la disposición de los residuos generados, deben hacerse a través de empresas autorizadas. La empresa debe ser capaz de conocer el camino que sigue el residuo hasta su disposición final.
Debe llevarse un registro escrito del manejo de residuos.
Los efluentes gaseosos y líquidos vertidos deben cumplir con la normativa vigente referente tanto a caudal como a presencia de contaminantes.
Debe contarse con un plan de minimización de residuos y efluentes.
Deben realizarse auditorías ambientales periódicas y llevarse un registro de las mismas a fin de verificar el mejoramiento del comportamiento ambiental.
Los residuos, efluentes, ruido y todo otro parámetro cuantificable que pudiera representar un impacto, debe ser monitoreado periódicamente y analizados los resultados en las auditorías ambientales.